La Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) consideró que las delegaciones del Gobierno y los movimientos indígenas “sabrán explicar al país” los alcances de los acuerdos y desacuerdos después de 58 días del trabajo de cinco mesas de diálogo.

“Las partes sabrán explicar al país los alcances de estos acuerdos, las razones de los desacuerdos, así como su compromiso de velar para que estos acuerdos se cumplan”, indicó la Conferencia Episcopal en un comunicado divulgado la noche del viernes 9 de septiembre.

El 9 de septiembre último, los tres movimientos: Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine), la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) concluyeron con la instalación de cinco mesas de trabajo en las que participaron delegados del régimen, para encontrar alternativas de políticas públicas a las diez demandas que propiciaron el paro nacional de 18 días.

Publicidad

La Iglesia católica intervino en este conflicto y promovió la suscripción del Acta de la Paz, el 30 de junio, en la que se resolvió la conformación de diez mesas de diálogo entre delegaciones del Gobierno y de los movimientos sociales por 90 días.

Las cinco primeras: focalización de subsidios a los combustibles; banca pública y privada; fomento productivo; control de precios; y energía y recursos no renovables, fueron las primeras en iniciar sus actividades y se cerraron este 9 de septiembre con acuerdos y desacuerdos.

La Conferencia Episcopal, ‘garante moral’ de este proceso, resaltó los resultados de estos dos meses de encuentros, aunque no desestima que aún “hay mucho por hacer”.

“Hemos comprobado que el diálogo no borra las diferencias ni las ignora, pero es el único camino para trascenderlas, para profundizar las coincidencias, para mejorar las propuestas. Solo el diálogo nos permitirá seguir encontrando soluciones reales a los problemas reales de nuestro Ecuador”, cita el comunicado oficial.

Publicidad

Se agrega: “Todo proyecto político debe construirse sobre la inclusión de todos, especialmente del que piensa diferente. Esperamos que estos diálogos sean la semilla de un mejor Ecuador”.

Enseguida se recogen los acuerdos y desacuerdos a los que llegaron en las cinco mesas. Por ejemplo, que en materia de control de precios, el Ejecutivo se comprometió a incrementar en un 10 % adicional los operativos para frenar el contrabando de productos agrícolas y pecuarios, como lácteos, arroz, fruta, cebolla, cárnicos y ganado en pie, avícola.

En cuanto a “divergencias”, la CEE observó que las organizaciones sociales exigían un decreto ejecutivo que fije precios mínimos y máximos de 44 productos agrícolas, procesados e industrializados. Sin embargo, la delegación gubernamental se negó a acoger esta propuesta y propuso un control de precios a trece productos agrícolas y excluyó a procesados e industrializados, pues había señalado que no es posible establecer precios fijos o referenciales, pues dependen de insumos nacionales e importados.

La institución religiosa informó que desde este 12 de septiembre arrancará el trabajo en las restantes cinco mesas: derechos colectivos; salud; educación; empleo; seguridad y justicia, cuyo trabajo está previsto avanzar hasta el 12 de octubre.

Publicidad

Sobre ello, quedó pendiente el trabajo de la mesa de focalización de subsidios a los combustibles, que debido a la complejidad de los temas a tratar se extenderá hasta el 12 de octubre, por acuerdo de las partes. (I)