En la Comisión de Transparencia y Participación Ciudadana de la Asamblea Nacional genera reparos la posible designación de Rosa Guerrero Murgueytio como superintendenta de Bancos, dentro del procedimiento que lleva a cabo el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

La mesa legislativa convocó para este miércoles 6 de julio a los vocales del Consejo de Participación Ciudadana para que expliquen cómo avanza la designación de esta autoridad, que se realiza mediante un mecanismo de terna remitida por la Presidencia de la República, al haber recibido una denuncia de comisión de supuestas irregularidades.

Dicha terna está encabezada por Rosa Guerrero, quien actualmente subroga la Superintendencia de Bancos en remplazo de Ruth Arregui, que fue destituida mediante un juicio político efectuado en el Parlamento; y por Raúl González Carrión, que es el segundo de la terna. Una tercera candidata, Doris Padilla, fue descalificada porque incumplía uno de los requisitos legales para participar.

A la Comisión se presentaron el presidente del CPCCS, Hernán Ulloa, y los consejeros Sofía Almeida, David Rosero y Javier Dávalos. No asistieron María Fernanda Rivadeneira, Ibeth Estupiñán y Francisco Bravo.

Publicidad

Consejo de Participación Ciudadana admitió una impugnación en contra de Rosa Guerrero, postulante a la Superintendencia de Bancos

En la Comisión se cuestionó a Ulloa porque se habilitó la candidatura de Guerrero, pese a que su título de tercer nivel es de licenciada en sociología y ciencias políticas y no en economía, finanzas, como lo establece el artículo 68 del Código Orgánico Financiero para presidir la Superintendencia.

Ulloa argumentó que para calificar su candidatura se realizó una consulta a la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senescyt), que concluyó que su título estaba relacionado con lo determinado por la ley.

Explicó que el proceso no ha avanzado, debido a los hechos ocurridos durante el paro nacional, que imposibilitaban la movilidad del personal del CPCCS.

Esto porque el pasado 16 de junio se convocó a la audiencia pública para sustanciar una impugnación ciudadana que presentó en contra de Guerrero el ciudadano Diego Trujillo Llumiquinga.

Publicidad

Se rechazaron otras objeciones que las interpusieron Alfonso Mogrovejo Freire y el excandidato presidencial del correísmo Andrés Arauz Galarza, porque incumplían los requisitos establecidos en el reglamento para designar a esta autoridad.

En medio del debate, los asambleístas Nathalie Viteri y Carlos Falquez, del Partido Social Cristiano (PSC), no cuestionaron el título de Guerrero y, al contrario, justificaron su postulación.

Viteri, por ejemplo, argumentó que el título estaba “relacionado” con las áreas económicas, de acuerdo con estándares internacionales; en tanto que Falquez resaltó que había sido funcionaria de organismos externos, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y que tenía títulos en áreas afines a la economía, por lo que podía postular a esa función.

Opinión contraria tuvo el presidente de la Comisión, Ferdinan Álvarez, de Unión por la Esperanza (UNES), que acusó a Guerrero de haber sido parte del feriado bancario de 1999 y también asesora de la exsuperintendenta Arregui, lo que no le acreditaba la probidad para ocupar el cargo. Advirtió que, de llegarse a escoger a la candidata como superintendenta, él “nunca” se olvidará de esa decisión del Consejo, ni cuando deje de ser legislador.

Publicidad

De su parte, los consejeros Almeida, Rosero y Dávalos cuestionaron que había falta de transparencia en los procesos de designación; que Guerrero no cumplía con el requisito de tener un título en finanzas, y que la terna no se había compuesto según el requisito de interculturalidad, por lo que debió ser devuelta al presidente Guillermo Lasso.

Después de cuatro horas de comparecencia, la Comisión no tomó ninguna resolución, pero exhortó a Ulloa a atender las consultas que realicen los legisladores. (I)