La Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional pidió a la Fiscalía General del Estado que explote los teléfonos móviles de Rubén Cherres y Danilo Carrera, porque en dichos dispositivos habría información sobre conexiones del gobierno de Guillermo Lasso y el crimen organizado.

Este pedido lo formuló la presidenta de la mesa de Fiscalización, Pamela Aguirre (RC), en el marco de las investigaciones de los casos León de Troya y La Madrina, y según la peticionaria “varios comparecientes señalaron que en dichos dispositivos existiría evidencia suficiente sobre la conexión del gobierno de Guillermo Laso y el crimen organizado”.

Caso León de Troya: ‘No es que nos hemos olvidado o que tratamos de generar impunidad’, afirmó Diana Salazar

En un comunicado de prensa de la Comisión de Fiscalización con el título ‘El teléfono de Rubén Cherres no es suficiente’, se exhorta a la Fiscalía General del Estado que se exploten los teléfonos de Danilo Carrera, Tannya Varela, Giovanni Ponce y Mauro Vargas y que después del procedimiento correspondiente sean puestos en conocimiento de toda la ciudadanía por principios de publicidad, transparencia e igualdad. “Esto con la finalidad de que todos los implicados reciban el mismo tratamiento”, señala el documento.

Publicidad

El boletín autorizado por Aguirre señala que la Comisión de Fiscalización exige que también se hagan públicos los progresivos de escuchas dentro del caso León de Troya, la orden y detalle de suspensión de las escuchas y, en general, los partes policiales del caso.

El pasado 13 de marzo, la Comisión de Fiscalización recibió la comparecencia del exministro del Interior, José Serrano, quien aseguró que según el informe del Frente Parlamentario Anticorrupción, el expresidente Guillermo Lasso, y sus colaboradores conocían del caso León de Troya y las implicaciones de personajes cercanos al Gobierno con la mafia albanesa.

Afirmó que en abril de 2023, ya se conocía un informe en el cual se advertía que la mafia albanesa preparaba atentados en contra de varios personajes, entre ellos, al excandidato presidencial Fernando Villavicencio, y que lo ocurrido el 9 de agosto, cuando asesinaron a Villavicencio, no fue un error de seguridad, sino una omisión dolosa del gobierno de Guillermo Lasso.

Publicidad

Serrano en esa comparecencia señaló que sabiendo los pormenores del informe del caso León de Troya, cómo van a comparecer ante la Comisión de Fiscalización los exministros y la excomandante de la Policía Nacional, Tannya Varela, reconocida como la Madrina.

La presidenta de la mesa de Fiscalización, Pamela Aguirre, pidió al exministro José Serrano que remita toda la documentación que sustente sus afirmaciones, a fin de que sean parte del informe del proceso de fiscalización, relacionado con el caso León de Troya. (I)