Francisco Jiménez, asambleísta electo de Guayas por el movimiento CREO, aclaró que “no se ha discutido, valorado ni previsto indulto alguno” a altos mandos del correísmo.

Jiménez hizo esa precisión porque más temprano, en una entrevista con un medio digital, dijo que están valorando los hechos jurídicos del proceso y la estabilidad política que requiere el país.

“Yo soy un legalista, porque aparte de estar en una actividad política soy doctor en Leyes y a mí me gusta revisar los procesos a fondo primero para tomar decisiones sobre eso. Es una decisión que tiene connotaciones políticas serias, pero es una decisión con connotaciones jurídicas. En los próximos días, porque estamos en proceso en marcha de negociaciones, tomaremos decisiones claras con eso. Estamos valorando los hechos jurídicos del proceso y la estabilidad política que requiere el país. Son dos parámetros que van a ser importantes para tomar esa decisión”, expresó.

El presidente electo, Guillermo Lasso, anunciará los primeros nombres de su gabinete el próximo lunes

Y ante la interrogante del pensamiento que genere en la ciudadanía la posible consideración de un indulto, Jiménez contestó: “Que estén tranquilos. Nosotros no lo vamos a traicionar (al pueblo) y vamos a ser fieles a nuestras propuestas, pero no somos gente de odio, de revancha. Lo que nos motiva es la estabilidad y paz del Ecuador y tampoco vamos a romper la ley”, manifestó y agregó que el primer paso será revisar el proceso desde el punto de vista jurídico y, segundo, determinar si la estabilidad política “amerita ese tipo de decisiones”.

Publicidad

Cuando Jiménez dio estas declaraciones generó varios comentarios en la red social Twitter y el legislador por Guayas se vio obligado a pronunciarse.

“Aclaración. No se ha discutido, valorado ni previsto indulto alguno. Ofrezco disculpas si me expresé mal o si se malinterpretaron mis declaraciones. El presidente Guillermo Lasso y nuestro bloque de CREO tienen como única agenda la reactivación del país”, mencionó en su cuenta de Twitter.

Este Diario intentó comunicarse con Jiménez, pero no contestó mensajes ni llamadas.

Este asunto también provocó la reacción del expresidente Rafael Correa, sentenciado por cohecho en el caso sobornos 2012-2016 y prófugo de la justicia.

“Repito: yo no aceptaré ningún ‘indulto’, que significa el ‘perdón’ de un delito inexistente. Si no hay jueces nacionales honestos, los venceremos a nivel internacional. El fraude procesal y la persecución son evidentes, reconocidas a nivel mundial”, señaló.

Hasta ahora el presidente electo, Guillermo Lasso, no se ha pronunciado sobre este tema. (I)