El presidente ruso, Vladimir Putin, tendrá que rendir cuentas por la muerte del opositor Alexéi Navalni, aseguró este lunes el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, después de reunirse con la viuda, Yulia Navalnaya.

“Como Yulia ha dicho, Putin no es Rusia, y Rusia no es Putin”, expresó en la red X el diplomático europeo, después de que Navalnaya se reuniera con los ministros de Relaciones Exteriores de la UE, en Bruselas.

Borrell afirmó en X que le presentó a Navalnaya las más profundas condolencias por la muerte de su esposo, ocurrida en viernes en un cárcel en el círculo Ártico. Navalnaya ocupó este lunes una plaza como invitada en la reunión de los ministros europeos, pero el discurso no fue transmitido.

Publicidad

Conoce quién fue el opositor ruso Alexei Navalni con este documental de HBO Max

En la jornada, Navalnaya acusó a Putin de ser “personalmente responsable” de la muerte de su esposo y pidió a la comunidad internacional unirse para derrocar el “régimen aterrador”. Vladimir Putin mató a mi marido, Alexéi Navalni. Putin mató al padre de mis hijos”, afirmó Navalnaya conteniendo las lágrimas en un video publicado este lunes en las redes sociales.

“Con él, (Putin) quiso matar nuestro espíritu, nuestra libertad, nuestro futuro”, añadió. Navalni era el opositor más destacado del gobierno ruso, con sus denuncias de supuestos casos de corrupción bajo el gobierno de Putin.

En 2020, Navalnaya consiguió que su marido, que estaba en coma en Siberia a causa de un envenenamiento, pudiera salir de Rusia. También estuvo a su lado cuando regresó a Rusia desde Alemania. Navalni, condenado por “extremismo”, purgaba una pena de 19 años en una remota colonia penitenciaria del Ártico tras unos juicios que, según múltiples voces, obedecían a motivos políticos. (I)