El presidente de Rusia, Vladimir Putin, extendió este lunes sus condolencias al mandatario chino, Xi Jinping, tras la caída de un avión Boeing 737-800 de China Eastern en la provincia meridional china de Guangxi, con 133 personas, a bordo, la peor catástrofe aérea civil registrada en el país asiático desde 2010.

"Reciba nuestra más sinceras condolencias por la muerte de los pasajeros y miembros de la tripulación del avión que volaba de Kunming (suroeste) y Cantón (sureste)", afirmó el mandatario ruso en un telegrama publicado en el sitio web del Kremlin.

Putin señaló que "Rusia comparte el dolor de quienes perdieron en esta tragedia a familiares y allegados".

El jefe del Gobierno ruso, Mijaíl Mishustin, también se sumó a las condolencias en un mensaje enviado a su homólogo chino, Li Qequiang, en la que expresó que Rusia "comparte la pena y el dolor del amigo pueblo de China".

Publicidad

El vuelo siniestrado MU5735, que había despegado a las 13.15 hora local (5.15 GMT), se precipitó a tierra en la región de Guangxi (sur) sin que por el momento se conozcan más detalles, según informaron este lunes medios locales.

Equipos de rescate se dirigieron al lugar, agrega la cadena estatal china, según la cual el accidente provocó un incendio forestal en el condado Teng de la ciudad de Wuzhou, en Guangxi.

El vuelo tenía una duración prevista de una hora y cuarenta minutos, en la que el aparato, de casi siete años de antigüedad, debía recorrer los 1.357 kilómetros que separan Kunming de Cantón.

Según datos del portal de seguimiento de vuelos FlightRadar24, la aeronave volaba a las 14.19 hora local (06.19 GMT) a una altitud de 29.100 pies (8.870 metros) cuando, a unos 55 kilómetros al oeste de la localidad de Wuzhou, comenzó a descender.

El último punto de contacto del vuelo, según el citado portal, fue a unos 25 kilómetros al suroeste de Wuzhou, a una altitud de 3.225 pies (989 metros), a las 14.22 hora local (06.22 GMT), lo que supondría que en apenas tres minutos el aparato descendió casi 8.000 metros. (I)