Regiones del este de Australia están lidiando con una gran plaga de ratones.

Grandes porciones rurales del interior de los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland están siendo invadidas por millones de ratones que se han apoderado de tierras de cultivo, hogares, tiendas, hospitales y automóviles. También están comiendo todo lo que ven.

Reuters informó que la abundante cosecha de cereales de la región provocó un aumento de roedores.

“Puedes imaginar que cada vez que abres un armario, cada vez que vas a tu despensa, hay ratones presentes”, dijo el experto en roedores Steve Henry. “Y están comiendo tus recipientes de comida, están ensuciando tu ropa de cama limpia en tu armario de ropa, están corriendo por tu cama por la noche”.

Publicidad

Videos de esta plaga han sido publicados en internet:

@ashhy.au

Video posted by M.Pobje from Tottenham. *not my video*. I live near here🤢😩 the mouse plague is so bad atm! #australia #aus #fyp #straya #nsw #dubbo

♬ original sound - Ashleigh

Live Science informa que la infestación es tan mala que algunos granjeros desafortunados han perdido todas sus cosechas a causa de los ratones. Los hoteles en las áreas infestadas están cerrando sus puertas porque los huéspedes no deseados están ensuciando sus habitaciones y tiendas están reportando que, durante las sesiones nocturnas de exterminio, encuentran hasta 600 ratones.

Si bien el impacto en la salud de los seres humanos no ha sido severo, ha habido al menos un informe de una rara enfermedad relacionada con los ratones, coriomeningitis linfocítica.

Según reporta NBC News, tres personas han sido mordidas por ratones en hospitales de Nueva Gales del Sur mientras eran admitidas por problemas no relacionados con los ratones”.

Un portavoz del departamento de salud del gobierno estatal de Nueva Gales del Sur dijo que estas mordeduras eran “menores” y que “se ha proporcionado el tratamiento adecuado”.

El presidente de la organización de agricultores de Nueva Gales del Sur (NSW Farmers), James Jackson, dijo que debe haber una acción urgente del Gobierno estatal, incluido un permiso de emergencia para usar el pesticida fosfuro de zinc y asistencia financiera a través de un programa de pequeñas subvenciones.

“El control del plagas es muy costoso. La gravedad de la plaga actual ha resultado en la necesidad de múltiples aplicaciones de cebo aéreo y terrestre en las regiones de cultivo (...) Se necesitan acciones ahora“, dijo. (I)