El periodista nicaragüense Sergio Marín Cornavaca, director del portal digital La Mesa Redonda, informó este martes que se ha marchado al exilio tras recibir “amenazas directas” por parte del Gobierno de Daniel Ortega, en medio de la ola de arrestos contra varios dirigentes políticos opositores, empresarios y periodistas en Nicaragua.

"Me vi obligado a abandonar el país por amenazas directas del régimen, afirmó Marín Cornavaca durante su programa de entrevistas transmitido a través de redes sociales.

El director de La Mesa Redonda es el segundo comunicador que anuncia que se ha marchado al exilio.

El primero fue el periodista Carlos Fernando Chamorro, galardonado en los 38 Premios de Periodismo Ortega y Gasset, quien anunció su exilio tras el allanamiento a su domicilio la noche del lunes por parte de la Policía Nacional.

Publicidad

¿Se han ordenado detenciones de periodistas?

Marín Cornavaca, que es miembro de la organización de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), dijo que tomó la decisión tras meditar y escuchar los consejos que recibió de su familia y amigos, y que desde el domingo pasado está “bajo resguardo”.

"No tengo derecho de hacer sufrir a mi familia por mi terquedad de estar en Nicaragua, y tomé la decisión el domingo de abandonar mi país", indicó.

Adelantó que seguirá informando "la verdad de los hechos desde donde me encuentro" y denunciando "al régimen de Ortega", quien, a su juicio, ha ordenado detener a periodistas críticos al Gobierno en medio de los encarcelamientos de opositores.

La Policía Nacional arrestó al periodista Miguel Mendoza la noche del lunes bajo la acusación de realizar actos que menoscaban la soberanía de Nicaragua.

Mendoza, un cronista deportivo que publica comentarios políticos en sus redes sociales, la mayoría críticos con el Gobierno de Ortega y donde tiene miles de seguidores, no pertenece a ningún partido político.

Carlos F. Chamorro fue el primero en optar por el exilio

La Policía también allanó la vivienda del periodista Chamorro, quien informó este martes que ha tenido que exiliarse nuevamente.

Publicidad

"Mi esposa Desirée Elizondo y yo salimos de Nicaragua para resguardar nuestra libertad", señaló el periodista, una de las voces más críticas al Ejecutivo sandinista, en un mensaje en Twitter.

Chamorro denunció en la víspera el allanamiento de su domicilio por parte de la Policía Nacional, donde no se encontraba.

En una serie de mensajes, el periodista afirmó que después del allanamiento policial en su casa la noche del lunes, tres vehículos con civiles abordo mantuvieron vigilancia afuera de la vivienda de su madre, la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), próxima a cumplir 92 años, hasta las 06:00 horas de este martes.

El también hijo del héroe nicaragüense y periodista antisomocista Pedro Joaquín Chamorro Cardenal estuvo exiliado en Costa Rica por once meses en el marco de la crisis sociopolítica que vive el país desde abril de 2018, que el Gobierno califica como un intento de golpe de Estado.

El periodista, que es hermano de la aspirante a la Presidencia Cristiana Chamorro, quien se encuentra bajo arresto domiciliario y es la figura de la oposición con mayor probabilidad de ganar las presidenciales de noviembre próximo, es director de un grupo de medios de comunicación que se mantienen registrados por la Policía.

La Policía de Nicaragua mantiene bajo arresto a los aspirantes presidenciales de la oposición Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro y Miguel Mora, a quienes los acusa de "traición a la patria".

Además, a dos exvicecancilleres, dos históricos exguerrilleros sandinistas disidentes, un exdirigente empresarial, un banquero, una exdiputada, cuatro activistas y dos excolaboradores de una ONG que han sido detenidos en las últimas tres semanas bajo la acusación de diversos delitos.

Las detenciones de opositores se dan a menos de cinco meses para las elecciones generales de Nicaragua, que se celebrarán el próximo 7 de noviembre, en las que Ortega, en el poder desde 2007, busca una nueva reelección. (I)