Ucrania ha detectado una nueva cepa de COVID-19, que se diferencia por su carácter “agresivo” y “contagioso”, según informó el regulador sanitario Gosprodpotrebsluzhba.

De acuerdo al jefe de esa entidad en Kiev, Oleg Ruban, la variante tiene indicios de la cepa británica de COVID-19 y otros que “hasta ahora no han sido documentados por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

Científicos dicen que la variante británica del coronavirus podría asociarse a mayor mortalidad, pero faltan más estudios

“Ese “combovirus” está circulando ahora por Ucrania junto con el COVID-19″, dijo Ruban, cuya declaración recoge el medio Vesti.ua.

La variante “ucraniana” del coronavirus ha sido identificada por el Instituto de Epidemiología Gromashevski hace dos semanas, agregó, sin detallar cuándo Kiev informó sobre el hallazgo a la OMS.

Ucrania registró en la última jornada casi 9.110 nuevos casos de coronavirus, con lo que la cifra total de los infectados ascendió a 1.467.548.

La campaña de vacunación comenzó en el país el pasado 24 de febrero con la vacuna de Oxford/AstraZeneca producida en la India, denominada CoviShield. (I)