El Tribunal Constitucional de Perú ordenó este martes la liberación del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), a pesar de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) ordenó lo contrario el año pasado.

“Este Tribunal Constitucional ordena que el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) y el director del Penal de Barbadillo (donde permanece recluido), en el día, dispongan la inmediata libertad del favorecido, Alberto Fujimori”, reza un auto del TC.

El Tribunal se contrapone a la decisión de la CorteIDH y menciona falta de competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para, en el marco de una supervisión del cumplimiento de sentencias, ordenar directamente la no ejecución de una decisión judicial, este tribunal dispuso la ejecución de su sentencia de fecha 17 de marzo de 2022, emitida en el caso de autos, apartándose de lo señalado en la resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, refiere el TC.

Publicidad

Fujimori, quien se encuentra delicado de salud, cumple una condena de 25 años de cárcel por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta.

El diario peruano El Comercio refiere que Fujimori tiene otros casos por lo que todavía debe responder ante la justicia, entre esos el Caso Pativilca, que se refiere al asesinat de seis personas en manos del grupo paramilitar Colina; otro caso es el de esterilizaciones forzadas que de acuerdo a Keiko Fujimori, hija del detenido y excandidata presidencial, “fue un plan de planificación familiar”.

Durante el gobierno de Alberto Fujimori, se puso en práctica el Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar (1996-2000) cuyo fin era aplicar la intervención quirúrgica como método anticonceptivo. Sin embargo, según la Fiscalía, más de mil mujeres fueron forzadas a someterse a dicho procedimiento sin su consentimiento o bajo desconocimiento de los efectos. (I)