La justicia francesa condenó este viernes a tres hombres a penas de prisión firme de entre uno y tres años por querer atentar contra el presidente Emmanuel Macron en 2018. El tribunal correccional de París estimó que existían “preparativos” vinculados con un proyecto de asesinato del jefe de Estado.

La pena más dura, tres años de prisión firme, se impuso a Jean-Pierre Bouyer, un hombre de 66 años y ex número 2 del grupo ultraderechista Barjols. La investigación comenzó en octubre de 2018 en base a informaciones de inteligencia que apuntaban a que Bouyer quería matar a Macron en el este de Francia.

Emmanuel Macron promete a Ucrania incrementar su apoyo militar tras los bombardeos

Este activista de extrema derecha, según estas informaciones, planeaba hacerlo el 11 de noviembre, con motivo del centenario del armisticio de la Primera Guerra Mundial. La situación social era tensa entonces. Un aumento de los precios del combustible generó un movimiento de protesta que cristalizó en noviembre en los “chalecos amarillos”.

Publicidad

El 6 de noviembre de 2018, los investigadores detuvieron a Bouyer y otras tres personas en el noreste de Francia y se incautaron de armas y municiones en el domicilio de este hombre.

Durante los meses siguientes, se produjeron otras detenciones de miembros del grupo ultraderechista Barjols, creado en Facebook en 2017. En marzo de 2020 fue detenido Denis Collinet, fundador de este colectivo adepto de la teoría conspiracionista del “gran reemplazo” de europeos blancos por migrantes.

Según la acusación, los acusados participaron en 2017 y 2018 en reuniones de tintes paramilitares, en los que se habló de “volar” mezquitas o perpetrar un golpe de Estado. Ninguno de estos proyectos, que también incluían el secuestro de diputados o el asesinato de migrantes, se llevó a cabo.

Publicidad

Collinet y otras ocho personas fueron por su parte absueltas. El tribunal no pudo vincular sus intenciones a un “proyecto de acción violenta” contra políticos, mezquitas o migrantes. A un último acusado se le condenó no obstante a seis meses de prisión, con suspensión de pena, por tenencia ilegal de arma. (I)