Las autoridades afganas elevaron este miércoles a 920 el número de muertes y a más de 600 los heridos por el terremoto de 5,9 grados registrado anoche en el este de Afganistán, mientras continúa la búsqueda de supervivientes en la mayor catástrofe desde la llegada de los talibanes al poder.

El nuevo número de fallecidos y heridos en el terremoto que afectó sobre todo a dos provincias del este de Afganistán, en la frontera con Pakistán, fue facilitado en una rueda de prensa por el viceministro para la Gestión de Desastres, Mawlavi Sharfuddin Muslim.

El terremoto de 5,9 grados que sacudió anoche las provincias de Paktika y Khost, en el este de Afganistán y cerca de la frontera con Pakistán, es el más grave por número de víctimas que se registra en estos dos países desde 2005, cuando un sismo en Cachemira dejó 55.000 muertos en la zona paquistaní.

Los terremotos más graves en el último siglo en estos países se produjeron en 1935 y 2005, ambos en Pakistán. El primero, el 30 de mayo de 1935, causó entre 30.000 y 60.000 muertos, la mayoría en la ciudad paquistaní de Quetta y en la provincia de Baluchistán.

El segundo, en octubre de 2005, sacudió la región de Cachemira, fronteriza entre India y Pakistán, y provocó la muerte de 55.000 personas y heridas a unas 80.000 en el área paquistaní, y otros 1.400 fallecidos en la India. (I)