Las presentadoras de las principales cadenas de televisión afganas salieron al aire el sábado sin cubrirse el rostro, desafiando la orden de los talibanes de disimular su apariencia y someterse así a la interpretación del grupo respecto al islam.

Desde que volvieron al poder el año pasado, los talibanes han impuesto una serie de restricciones a la sociedad civil, muchas de las cuales tienen por objeto limitar los derechos de las mujeres.

A principios de mes, el jefe supremo de los talibanes emitió una orden según la cual las mujeres debían cubrirse completamente en público, incluido el rostro, idealmente con el burka tradicional.

Anteriormente, solo un paño que cubriera el cabello era suficiente.

Publicidad

El temido Ministerio afgano de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio había ordenado a las presentadoras de televisión que lo hicieran antes del sábado.

Pero las mujeres periodistas de los canales TOLOnews, Shamshad TV e 1TV salieron al aire, en directo, sin disimular el rostro.

“Nuestras hermanas temen que si se cubren la cara, lo siguiente que se les dirá será que dejen de trabajar”, explicó Abid Ehsas, jefe de Noticias de Shamshad TV.

“Esta es la razón por la que no respetaron la orden hasta ahora”, explicó a AFP.

Publicidad

Mohamad Sadeq Akif Mohajir, portavoz del Ministerio de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio, advirtió que estas mujeres estaban violando la directiva de los talibanes.

“Si no lo hacen, hablaremos con los responsables”, subrayó.

“Toda persona que vive bajo un sistema y un gobierno en particular debe obedecer las leyes y órdenes de ese sistema, por lo que deben aplicar el orden”, destacó.

Los talibanes han ordenado que las mujeres que trabajan en el gobierno sean despedidas si no cumplen con el nuevo código de vestimenta.

Los empleados también corren el riesgo de ser suspendidos si sus esposas o hijas no lo hacen. (I)