Sudáfrica, donde se detectó la nueva variante del covid-19 el mes pasado, anunció que superó el pico de la ola ómicron, con un aumento sólo “marginal” de las muertes, mientras que muchos países experimentan infecciones récord.

“Según nuestros expertos, ómicron alcanzó su pico sin causar un cambio significativo o alarmante en el número de hospitalizaciones”, comentó el viernes el ministro en la presidencia Mondli Gungubele, asegurando que el gobierno se mantendría vigilante ante cualquier evolución contraria.

El toque de queda nocturno, en vigor desde hace exactamente 21 meses, se había reducido a las horas comprendidas entre medianoche y las 4 de la mañana. En vísperas de las celebraciones de Año Nuevo, por fin se levantó.

Publicidad

“Nuestra esperanza es que este levantamiento se mantenga”, indicó el ministro en una conferencia de prensa virtual.

“Estamos tratando de encontrar un equilibrio entre la vida de las personas, sus medios de subsistencia y el objetivo de salvar vidas”, indicó, recordando que la economía sudafricana sigue gravemente afectada por la pandemia.

Ómicron: cinco buenas noticias para acabar el año

Manteniendo el uso de la máscara, el distanciamiento y acelerando la vacunación -que sigue estando por debajo de los objetivos, con sólo 15,6 millones de personas completamente vacunadas de una población de 59 millones- el ministro espera que “el toque de queda nunca volverá”.

Publicidad

El jueves por la noche, la presidencia anunció que “todos los indicadores sugieren que el país probablemente superó el pico de la cuarta ola” de la pandemia, con sólo un “aumento marginal del número de muertes”.

Tercera dosis de AstraZeneca aumenta el nivel de anticuerpos contra ómicron

Las nuevas infecciones, hospitalizaciones y muertes seguirán siendo “seguidas hora por hora y si observamos una diferencia” en la evolución, “actuaremos de inmediato”, insistió el viernes el ministro.

Publicidad

La velocidad de ómicron

Personal de salud trabaja durante una jornada de vacunación contra la covid-19, el 29 de diciembre de 2021. Foto: EFE/ Bienvenido Velasco Foto: EFE

Las nuevas contaminaciones disminuyeron casi 30% la semana pasada (89.781), en comparación con la semana anterior (127.753), mientras que las admisiones al hospital disminuyeron en ocho de las nueve provincias.

“Aunque la variante ómicron es altamente transmisible, las tasas de hospitalización han sido más bajas que en olas anteriores”, destacó la presidencia.

Alerta y prudencia por variante ómicron

Ómicron, que presenta un elevado número de mutaciones y una resistencia importante a las vacunas, fue identificado por primera vez en Botsuana y Sudáfrica a finales de noviembre.

Rápidamente se hizo dominante en Sudáfrica, provocando un aumento exponencial del número de casos hasta más de 26.000 contaminaciones diarias a mediados de diciembre, según las estadísticas oficiales.

Publicidad

Extremadamente contagiosa, afecta tanto a las personas vacunadas como a las que ya han sido infectadas por el virus.

Más de mil vuelos cancelados en EE.UU. a causa de la variante ómicron

Sudáfrica es el país africano más afectado, con más de 3,4 millones de casos y 91.000 muertes. En las últimas 24 horas se han detectado menos de 13.000 casos.

“La velocidad a la que aumentó la cuarta ola debido a ómicron, alcanzó un pico y luego declinó, fue asombrosa. Un pico en cuatro semanas y un declive precipitado en dos semanas”, tuiteó Fared Abdulá del Consejo Sudafricano de Investigación Médica (SAMRC).

Mientras que muchos países afectados por ómicron anuncian un endurecimiento de las restricciones sanitarias, y casos récord de nuevas infecciones por día, el gobierno sudafricano levantó el toque de queda y los establecimientos nocturnos pueden reanudar un funcionamiento normal.

Sin embargo, el uso de la máscara sigue siendo obligatorio en el espacio público y las concentraciones son todavía limitadas a 1.000 personas como máximo en el interior y 2.000 en el exterior. (I)