La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) exhortó a los Gobiernos del continente a seguir el ejemplo de los que ya han actuado para asegurar que las plataformas digitales que utilizan contenidos periodísticos retribuyan de manera “justa y razonable” a los medios, una “cuestión vital” para su sustentabilidad.

"El camino para que esta asimetría comience a balancearse -y que no haya actores que se beneficien a costa del trabajo de otros- ya lleva varios años", recuerda la SIP en una de las resoluciones emitidas al término de su reunión semestral, que se ha celebrado de manera íntegramente virtual desde el pasado martes.

La organización formada por medios de prensa de todo el continente americano pide a Gobiernos, organizaciones, medios de comunicación y plataformas digitales que "busquen un balance legal y económico adecuado entre libertad de expresión, derechos de autor y defensa de la competencia, así como respecto de los beneficios que puedan generar.

Eso, junto a "la atomización de las audiencias y la disrupción de nuevas tecnologías", ha derivado en el cierre de vitales medios de comunicación que operaban a nivel de comunidades locales, lamenta la SIP.

Publicidad

Se trata de promover un ecosistema digital "sano y equilibrado" en el que "la opacidad de los algoritmos no termine decidiendo qué información es relevante para una persona o una sociedad" y la desinformación pueda combatirse con periodismo profesional y de calidad, dice la SIP.

La resolución comienza diciendo que “la industria de la prensa es fundamental para el desarrollo social, la democracia y el bien común y que durante la pandemia del covid-19 se ha reconocido universalmente la necesidad de estimular, promover y garantizar su sostenibilidad económica”.

Y apunta a "la caída de los ingresos publicitarios, que fue absorbida por los intermediarios tecnológicos que concentran más del 80 % de la publicidad digital mundial" como una de las causas de la prolongada crisis de sostenibilidad de los medios.

La organización recuerda que la Unión Europea, cuyo Parlamento aprobó en 2018 la directiva que obliga a las plataformas a compensar el uso de los "derechos intelectuales" de los editores periodísticos, fue pionera en buscar reducir la "asimetría", y destaca la importancia del reciente Código de Negociación de Medios y Plataformas Digitales de Australia.

Publicidad

Esa ley dictada en febrero pasado establece mecanismos de arbitraje obligatorio, individual o grupal, para asegurar que las plataformas compartan con los medios los beneficios derivados del consumo de contenidos en la web.

El Gobierno de Canadá prepara un proyecto de ley en consonancia con la ley australiana y varias asociaciones europeas de medios han pedido un mecanismo de arbitraje similar en la futura legislación de la UE sobre servicios digitales.

En Estados Unidos, la Media Alliance gestiona una autorización del Congreso para negociar directamente con las plataformas en representación de casi 2.000 medios.

Según la resolución, la SIP ve bien las iniciativas de empresas como Google y Facebook para compensar a los medios por licencias de contenido, pero considera que no representan la "respuesta integral, suficiente y definitiva que la industria requiere para compensar las distorsiones y devolver equilibrio al ecosistema".

“La compensación no debe ser un hecho voluntario y unilateral, sino el ejercicio de un derecho universal, preexistente y proporcional para los editores y propietarios de los contenidos monetizados”, agrega. (I)