El Instituto Geográfico Nacional de España (IGN) localizó en la tarde de este jueves un terremoto de 2,9 en el municipio de Villa de Mazo de la isla canaria de La Palma.

Este terremoto se registró a las 19.21 horas a una profundidad de 28 kilómetros.

Fuentes del IGN consultadas por Efe precisan que tras finalizar la erupción volcánica en Cumbre Vieja, hace más de tres meses, hubo terremotos de mayor magnitud que el de 2,9, aunque fueron en los primeros días después de que el volcán dejara de rugir.

Los equipos del IGN están "atentos" a este "repunte" de actividad sísmica, pues se contabilizaron entre diez y doce en un escaso margen de tiempo, algunos de muy baja magnitud que no figuran en el sistema automático.

Publicidad

En todo caso, las fuentes consultadas por Efe señalan que ya durante este proceso poseruptivo hubo enjambres sísmicos similares.

“Lo normal es que haya picos de actividad durante algún tiempo”, advierten desde el IGN.

Entre mediados y finales de noviembre, coincidiendo con un aumento del número de terremotos, un complejo conjunto de fracturas y desprendimientos rompió el flanco noreste del cono activo, que se había desarrollado durante dos meses en el lugar de la erupción.

Casi simultáneamente, se abrieron respiraderos de corta duración en dirección este-oeste hacia abajo a dos kilómetros del cono activo de la cumbre.

Publicidad

A la semana siguiente aparecieron múltiples respiraderos pequeños y fisuras a una distancia de 1 a 3 kilómetros del lugar de la fisura principal, entre otras zonas.

Estos cambios estructurales volcano-tectónicos deben “ser evaluados críticamente para determinar si liberaron tensiones magmáticas y/o gravitacionales en el flanco del volcán”. (I)