Australia registra más de 28 mil contagios y 900 fallecidos, cifras que distan mucho del impacto que han tenido otros países, como Ecuador. El país sudamericano reportó este sábado 20 de febrero 273.097 casos confirmados y 15.513 muertos.

¿Cuáles son las claves de Australia para que no registre estadísticas críticas?

El cierre de sus fronteras internacionales, un sistema de pruebas uniforme en todos los estados, el rastreo de contactos y una comunidad obediente que ha adoptado los protocolos de distanciamiento fueron las claves, recoge el portal Infobae.

Y las medidas no se han distendido: “La prohibición de entrar o salir del país, salvo excepciones justificadas, continúan y todo indica que se mantendrá hasta 2022″.

Publicidad

Por ejemplo, si un ciudadano australiano que se encontraba fuera de su país en los últimos meses, en el mejor de los casos, podrá retornar a su casa en no menos de un mes, después de un proceso riguroso para hallar un cupo en un avión y someterse a cuarentena en un hotel. La persona tendrá que costear su estadía, que ascendería a casi $ 2.300 (durante 14 días).

“Para vigilar la permanencia en la habitación, hay personal de seguridad que custodia cada una de las plantas de aislamiento. Este régimen desincentiva a muchos de los extranjeros que viven en Australia y se plantean ir a visitar a sus familias”, se reseña en la publicación.

El jefe del Departamento de Salud de Australia, Brendan Murphy, señaló que “uno de los pilares fundamentales para contener al virus ha sido cerrar las fronteras del país”.

La epidemióloga de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Mary-Louise McLaws, especialista en enfermedades infecciosas y consejera de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que “el éxito en la gestión del coronavirus en Australia se basa en la aplicación más estricta de las medidas de contención y control: el cierre de fronteras internacionales, los confinamientos y restricciones de movilidad, el respeto por mantener la distancia social y la cantidad de tests realizados a la población”.

A la par, Australia iniciará el proceso de vacunación.

El ministro de Salud, Greg Hunt, anunció que empezará en los próximos días.

“La vacunación es el siguiente paso crítico en la protección de los australianos”, dijo el funcionario de dicha cartera, quien agregó que ”todos los poseedores de una visa tendrán la opción de protegerse, a ellos y al resto de la comunidad”, de manera gratuita.

El objetivo de Australia es inocular cuatro millones de dosis para finales de marzo. (I)