El expresidente peruano Pedro Castillo retornó a prisión luego de recibir el alta médica de un hospital de Lima adonde fue llevado este viernes por una descompensación y dolor en el pecho, informaron las autoridades.

Castillo, un izquierdista de 54 años, regresó al anochecer en una ambulancia al penal Barbadillo tras ser sometido a diversos exámenes que arrojaron como diagnóstico “dolor toráxico muscular”, según un comunicado del Seguro Social del Perú (Essalud).

Una fuente del Instituto Penitenciario (Inpe) confirmó a la AFP que Castillo quedó nuevamente recluido en la cárcel para exmandatarios, al este de Lima, donde debe cumplir prisión preventiva hasta diciembre de 2025.

Publicidad

Pedro Castillo, expresidente de Perú, es llevado a un hospital de Lima tras sufrir una descompensación

Castillo se quejó de un dolor de pecho por la mañana, lo que provocó su traslado al hospital de Ate, el más cercano a la prisión, a las 10h17 (15h17 GMT).

En el hospital, los médicos lo evaluaron y efectuaron “exámenes auxiliares exhaustivos, enfocados principalmente en descartar patología cardíaca”, indicó el Seguro Social.

Según las autoridades sanitarias, Castillo puede llevar su tratamiento médico de manera ambulatoria.

Publicidad

El 7 de diciembre de 2022 Castillo, que era investigado por corrupción, leyó un mensaje al país anunciando la disolución del Congreso, la convocatoria a una Asamblea Constituyente y la intervención del sistema judicial, además de la instauración de un gobierno de emergencia.

Tras su fracasada maniobra contra el Legislativo, fue destituido por el Congreso el mismo día y detenido por la policía.

Publicidad

La fiscalía pidió el 12 enero 34 años de prisión para él, acusado de rebelión por su fallido intento de “perpetrar un golpe de estado” en diciembre de 2022.

El expresidente peruano había sido elegido en 2021 para gobernar hasta 2026. Llevaba 17 meses en el poder. Lo reemplazó su vicepresidenta Dina Boluarte. (I)