El número de solicitudes de asilo presentadas en la Unión Europea (UE) se redujo en un tercio en 2020 a raíz de las restricciones fronterizas provocadas por la pandemia de coronavirus, indicó el martes la Agencia Europea de Apoyo al Asilo (EASO) en su informe anual.

El número de demandas de asilo presentadas por venezolanos y colombianos el año pasado fue superado apenas por los sirios y afganos, aunque también experimentó un fuerte retroceso, de 32% en el caso de ciudadanos de Venezuela y de 9% de Colombia.

“Sabemos que a nivel mundial todavía hay un número récord de personas que necesitan protección internacional, pero simplemente no pudieron llegar a Europa”, dijo Nina Gregori, directora de la EASO al presentar el informe.

Las cifras del informe confirmaron los datos iniciales de la EASO publicados en febrero, que indican el nivel más bajo de solicitudes de asilo en la UE y países asociados desde 2013.

Publicidad

El año pasado se recibieron 485.000 solicitudes, un 32% menos que las 716.000 realizadas en 2019.

De ellos, el 42% recibió alguna forma de protección internacional que permitía al solicitante permanecer en territorio de la UE.

A la mitad de los casos aprobados se les otorgó la condición de refugiado, mientras que al resto se les concedió protección humanitaria o subsidiaria.

Alemania, Francia y España fueron los países que recibieron la mayoría de las solicitudes de asilo.

De acuerdo con un experto de EASO, la “amplia mayoría” de pedidos de venezolanos y colombianos se registró en España.

Si bien la pandemia de coronavirus limitó la capacidad de los aspirantes a solicitantes de asilo para llegar a Europa, también dejó al sistema común de asilo de la UE “casi paralizado”, apunta el informe.

La Comisión Europea trabaja actualmente para poner en marcha un nuevo pacto sobre migración, y este martes llegó a un acuerdo provisional con el Parlamento Europeo sobre un proyecto de ley para convertir a la EASO en una Agencia de la UE para el Asilo.

Esta agencia tendría 500 expertos en asilo listos para ser enviados a los Estados miembros para reforzar el procesamiento de las solicitudes. (I)