Varios casos de violencia sexual y verbal contra las mujeres, incluyendo violaciones, han tenido lugar durante la campaña electoral en Kenia para los próximos comicios generales del 9 de agosto, advirtieron hoy organizaciones de derechos humanos.

“La carrera para las elecciones del 9 de agosto se ha visto empañada por violencia dirigida contra las mujeres. Se han registrado varias violaciones durante la campaña”, señalaron este viernes en un comunicado la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y la Comisión de Derechos Humanos de Kenia (KHRC).

Estas ONG documentaron, por ejemplo, cuatro violaciones perpetradas el pasado mes de junio en medio del caos desatado cuando William Ruto -actual vicepresidente del país y uno de los candidatos favoritos- llamó a sus seguidores a participar en un mitin en Nairobi después de que la Policía hubiera retirado su autorización para el acto.

Publicidad

La violencia de género y sexual perpetrada por civiles y fuerzas de seguridad ha marcado comicios anteriores en Kenia, con al menos 900 víctimas en los episodios de violencia postelectoral tras las elecciones de 2007 (que dejaron también más de 1.100 muertos) y al menos 201 casos registrados en la votación de 2017, un 54,5 % de los cuales a manos de agentes de seguridad.

En este sentido, la organización Human Rights Watch (HRW) documentó en los últimos comicios violaciones en grupo, abusos en presencia de miembros de las familias y otros sucesos “brutales” en medio de unos disturbios que dejaron decenas de muertos.

“El fracaso del Gobierno a la hora de frenar los ataques contra las mujeres en la política y de forzar a rendir cuentas a los perpetradores de la violencia sexual y de género relacionada con las elecciones ha permitido que se repitan las violaciones”, dijo hoy la vicepresidenta de la FIDH, Sheila Muwanga.

Publicidad

Entre otras medidas para prevenir más casos como esos en estas elecciones, las organizaciones recomiendan a las autoridades entrenar al personal de seguridad, asegurar que los actos perpetrados por agentes uniformados serán llevados ante la justicia y garantizar que todas las agresiones son documentadas y denunciadas.

Varias organizaciones junto con ocho supervivientes -seis mujeres y dos hombres- de la violencia de género y sexual postelectoral de 2007-2008 interpusieron en 2013 una demanda contra el Gobierno keniano que, siete años después, en diciembre de 2020, fue declarado culpable de no haber mitigado ni investigado de forma independiente esos crímenes.

Publicidad

Sin embargo, el tribunal dictaminó que solo cuatro de las víctimas demandantes debían ser compensadas económicamente, una sentencia que los demandantes recurrieron en noviembre de 2021.

El ex primer ministro y líder opositor Raila Odinga encabeza la contienda para ser presidente en Kenia, con un 47 % de los sufragios según un sondeo de intención de voto publicado esta semana, frente a su gran rival, Ruto, que obtendría un 41 %.

Kenia es identificada a menudo por la comunidad internacional como una potencia estabilizadora de la convulsa región del Cuerno de África y un socio leal de Occidente.

(I)

Publicidad