Dos yates pertenecientes al multimillonario ruso Roman Abramovich atracaron en el suroeste de Turquía, país que no se ha unido a las sanciones occidentales impuestas contra Rusia por buena parte de la comunidad internacional tras la invasión de Ucrania, informó el martes la prensa turca.

El “Eclipse”, un navío de lujo de 163 metros de eslora, con bandera de Bermudas, atracó el martes por la mañana en el puerto de Marmaris, según periódicos turcos que citan páginas que rastrean el tráfico marítimo.

El “Eclipse” es el segundo yate más largo del mundo y llegó a Turquía después del “Solaris”, también perteneciente a Abramovich, de 140 metros de eslora, que fue filmado en Bodrum, un destino de vacaciones turco, una semana después de ser visto en un puerto de Montenegro, que no es parte de la Unión Europea (UE).

“Londongrado”: cómo Londres se convirtió en el principal destino de los millones de los oligarcas rusos

Un grupo de ucranianos se acercó al “Solaris” en un bote inflable para protestar por su presencia en el país. “No eres bienvenido aquí”, “No a la guerra en Ucrania”, “Vete, barco ruso, vete”, gritaron los manifestantes, con una bandera ucraniana en la mano.

Publicidad

Foto de archivo del superyate Solaris, propiedad del oligarca ruso Roman Abramovich, que está bajo sanciones del Reino Unido, navega hacia el puerto deportivo de yates de lujo Porto Montenegro, cerca de la ciudad montenegrina de Tivat, en la costa del Adriático, el 12 de marzo de 2022. (Foto de SAVO PRELEVIC / AFP) Foto: AFP

Países occidentales, incluidos Estados Unidos y los miembros de la UE, han impuesto sanciones sin precedentes contra Rusia por la invasión de Ucrania. Los oligarcas y allegados de Putin están en la lista de sancionados.

Turquía, miembro de la OTAN, que mantiene estrechas relaciones con Rusia y Ucrania, no se ha sumado a estas medidas punitivas.

Varios países han confiscado yates pertenecientes a rusos acaudalados. La semana pasada, la UE adoptó nuevas sanciones contra Rusia y uno de los señalados fue Abramovich, que también se vio golpeado por las medidas punitivas en el Reino Unido, donde se le congelaron bienes y se le prohibió viajar.

Quiénes son los oligarcas rusos cercanos a Vladimir Putin y sancionados por Estados Unidos y la Unión Europea

El multimillonario ruso, de 55 años, es dueño del club de fútbol inglés Chelsea desde 2003. Previendo las sanciones lo puso en venta, pero la transacción ha quedado congelada por esta situación.

Publicidad

La fortuna de este hombre fue valorada en unos 9.400 millones de libras esterlinas (10.700 millones de euros, 11.760 millones de dólares) por el gobierno británico.

Turquía calificó de “inaceptable” la invasión rusa y se ofreció como mediador para buscar el fin del conflicto. (I)