La segunda vuelta electoral presidencial del pasado 6 de junio en Perú parece una novela de larga duración, ya que aún no se ha proclamado oficialmente como ganador a Pedro Castillo (izquierda) sobre Keiko Fujimori (derecha).

La candidata de Fuerza Popular lleva semanas sosteniendo que la segunda vuelta estuvo plagada de irregularidades y que hubo fraude en mesa, a pesar de que sus denuncias han sido rechazadas en los órganos electorales por falta de argumentos y distintas organizaciones de supervisión electoral han confirmado que todo se dio de manera correcta.

Pese a ello, Fujimori ha llegado a pedir auditoría internacional, algo frente a lo que el gobierno del presidente Francisco Sagasti dijo que esperaría la decisión final del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) sobre el resultado para dar una respuesta, según Efe.

La presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, dijo a RPP Noticias que se debe esperar “la decisión de este organismo constitucional autónomo, y más cuando las partes están planteando controversias en esta instancia”.

Publicidad

Actualmente, el JNE está deliberando las apelaciones presentadas por el partido de Fujimori contra las actas de votación cuestionadas por la candidata derechista, pero que hasta el momento han sido rechazadas en su totalidad.

Una vez que el JNE concluya con las deliberaciones podrá proclamar al ganador de las elecciones, que según el cómputo final de votos fue el candidato izquierdista del partido Perú Libre, Pedro Castillo.

Bermúdez indicó que “uno de los mandatos constitucionales del presidente es hacer cumplir las decisiones del Jurado Nacional de Elecciones” y que además en el Ejecutivo serán “muy estrictos en cumplir con el principio de neutralidad”.

Sin embargo, una vez que el jurado concluya con su labor, el Ejecutivo responderá a la carta de Fujimori, después de que la revise el Ministerio de Justicia, añadió la jefa del gabinete.

“Yo estoy recomendando que tenga una mirada del sector Justicia para atender el pedido a la brevedad por ser de la expectativa de una ciudadana en un proceso electoral que no ha concluido”, añadió.

Mientras, el diplomático de carrera y actual embajador de Perú en Japón, Harold Winston Forsyth, dijo que ni el Gobierno ni ningún candidato pueden solicitar una auditoría internacional y es el JNE el único que lo puede hacer, según el diario peruano La República.

Publicidad

En tanto, según el Ministerio de Defensa de Perú, se iniciarán investigaciones sobre un supuesto intento de influencia en el JNE por parte del encarcelado y polémico asesor del expresidente Alberto Fujimori: Vladimiro Montesinos.

La cartera de estado dijo que dará todas las facilidades para investigar una serie de audios en que supuestamente se escucha a Montesinos coordinando acciones para contactar a magistrados del JNE e interferir en la proclamación de resultados.

La Fiscalía anunció que empezó a indagar sobre los audios, que fueron presentados por el excandidato a la presidencia Fernando Olivera, quien añade que las personas con las que se comunicaba Montesinos es un oficial del ejército en retiro, Pedro Rejas, y el abogado Guillermo Sendón, quien sería cercano a tres miembros del JNE.

Esto se daría pese a que Montesinos sigue recluido en una prisión militar, condenado a 25 años por diversos delitos durante la administración de Fujimori padre (1990-2000).

“El método Montesinos es el que arregla los problemas más allá de la legalidad, ese es su esquema mental, eso retrata su pensamiento. El encubrimiento de lo legal para actuar ilegalmente en el país”, explica a la Afp el escritor Luis Jochamowitz, autor de varios libros sobre Montesinos.

Todo esto ocurre mientras Aníbal Torres, abogado del Perú Libre -partido de Castillo- comenta que el JNE ha demostrado imparcialidad y autonomía en el proceso y añadió que Montesinos quería pagar un millón de dólares a cada magistrado, pero no pudo.

Torres indicó que la próxima semana el JNE debería terminar de analizar todas las solicitudes de impugnación y proclamar a Castillo como ganador.

“Esperamos que el JNE resuelva rápidamente y proclame al presidente ganador, incluso lo puede hacer sin que resuelva todas las apelaciones en vista de los cálculos, porque así resolviera a favor de Keiko, no va a revertir el triunfo de Castillo”, expresó Torres a la emisora peruana Exitosa.

Por su parte, Castillo también busca calmar las cosas y tras su comentario de que Julio Velarde debería mantenerse en el Banco Central de Reserva, el precio del dólar y los datos de la bolsa de valores de Lima mejoraron.

Esto, debido a que muestra más mesura y corrección luego de sus propuestas radicales sobre el mercado al inicio de campaña, pero que luego fue bajando el tono ante el miedo y preocupación que provocaban.

De acuerdo con el escrutinio final, Castillo aventajó por 44.000 votos a Fujimori, pero falta que el JNE resuelva miles de impugnaciones, muchas de ellas ya rechazadas, de votos del fujimorismo antes de proclamar al vencedor.

De perder la presidencia, Fujimori deberá ir a juicio este año por lavado de dinero en un escándalo de aportes ilegales del gigante brasileño de la construcción Odebrecht.

Ella afirmó que escuchó “con indignación esos audios (...) de un hombre que traicionó a todos los peruanos”.

La hija del expresidente siempre ha sostenido que Montesinos actuó a espaldas de su padre durante su gobierno (1990-2000). (I)