Los grupos de transporte marítimo Maersk y Hapag-Lloyd anunciaron este viernes la suspensión temporal de la navegación por el canal de Suez y mar Rojo después de que varios buques sufrieran ataques en los últimos días frente a las costas de Yemen.

“Los ataques de los hutíes contra buques mercantes civiles en el mar Rojo deben cesar de inmediato”, declaró Annalena Baerbock, la ministra alemana de Relaciones Exteriores.

Los rebeldes hutíes de Yemen reivindicaron este viernes ataques contra varios navíos en el mar Rojo. Amenazan la seguridad de Israel y el transporte marítimo internacional, denunció la funcionaria.

Publicidad

Un portavoz de la naviera alemana Hapag-Lloyd, Nils Haupt, confirmó por teléfono a EFE que la decisión fue adoptada hoy en vista de la situación y estará vigente hasta el próximo lunes, cuando será revisada de nuevo.

Hapag-Lloyd había informado antes de que uno de sus buques de carga, el Al Jasrah, fue atacado en aguas del mar Rojo, en medio de una oleada de asaltos por parte de rebeldes hutíes y piratas somalíes en la estratégica ruta comercial.

La compañía indicó que no se han producido heridos y que la embarcación prosiguió su curso, mientras que un gabinete de crisis fue convocado para abordar la situación.

Publicidad

El Al Jasrah bajo bandera de Liberia se encuentra en ruta a Singapur, a donde había partido desde el puerto griego de El Pireo, según datos del portal de rastreo Marinetraffic.

Maersk también suspendió la navegación

Poco antes la danesa Maersk, la compañía de transporte marítimo de mercancías más grande del mundo, había anunciado una decisión similar.

Publicidad

“Tras el incidente con el Maersk Gibraltar ayer y otro ataque hoy contra un carguero, hemos dado instrucciones a las embarcaciones en la zona en camino hacia el estrecho de Bab al Mandeb para que suspendan la navegación por el momento y aguarden instrucciones”, informó el grupo en un comunicado a los medios.

El Maersk Gibraltar fue blanco de un ataque con misil este jueves, que no llegó a impactar, según ha asegurado el grupo danés.

Un analista de Sydbank, Mikkel Emil Jensen, comentó que si otras navieras adoptan decisiones similares, el impacto sobre las tasas de transporte y los tiempos de entrega pueden ser significativos.

“Esto significará que podemos tener un canal de Suez 2.0 con incremento de tasas, tiempos de entrega más largos y menos fiabilidad de suministro”, dijo en declaraciones citadas por la agencia danesa Ritzau.

Publicidad

En los últimos días se han sucedido los asaltos de rebeldes hutíes, que han amenazado a todos los barcos con origen o destino en Israel, frente a las costas del Yemen. (I)