El año pasado, el caso de femicidio de Ingrid Escamilla causó en México una gran conmoción por dos hechos: por la brutalidad del crimen y por la difusión de imágenes de su cuerpo sin vida por parte de autoridades, las cuales también fueron replicadas por diarios locales.

Este martes el Congreso de la Ciudad de México aprobó el dictamen conocido como “Ley Ingrid”, lo que permite modificar el Código Penal de la capital del país para sancionar a los servidores públicos que difundan imágenes o videos relacionados con hechos delictivos.

Esta reforma, nombrado en memoria de Ingrid Escamilla, víctima de femicidio, fue aprobado por unanimidad con 58 votos a favor.

Esta ley implica modificaciones en el artículo 239, las cuales indican que será sancionada toda persona que de manera indebida, “difunda, entregue, revele, publique, transmita, exponga, remita, distribuya, audiograbe, videograbe, fotografíe, filme, reproduzca, comercialice, oferte, intercambie o comparta fotos, videos, audios o documentos del lugar de los hechos o del hallazgo”.

Publicidad

La iniciativa contiene tres párrafos más en los que se detallan diversas situaciones que merecen agravantes. Por ejemplo, si se trata de la difusión de materiales audiovisuales de cadáveres o parte de ellos, de las circunstancias de la muerte o de las lesiones y estado de salud de las víctimas, las penas se incrementan hasta en una tercera parte.

Si estos materiales audiovisuales son de cadáveres de mujeres, niñas o adolescentes en tanto su circunstancia de muerte, lesiones o estado de salud, las penas se incrementan hasta en una mitad extra.

Además, si el delito es cometido por una persona servidora pública integrante de alguna institución policial, las penas se incrementan también hasta en una mitad más.

El objetivo del dictamen, es “el respeto a la memoria de las víctimas que han sido privadas de la vida es un tema necesario. La vida de una persona que ha sido violentada o su forma de muerte nunca deben ser causa para su revictimización o agravar aún más el daño causado”.

En este sentido, las penas irán de dos a seis años de prisión y penas monetarias con un equivalente a 4.375.55 dólares. Esta reforma entrará en vigencia una vez que los cambios sean publicados en el Diario Oficial de la capital.

La titular de la Fiscalía General de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, presentó esta iniciativa el pasado 14 de enero del año pasado ante el Congreso de la Ciudad de México.

La Ley Ingrid fue aprobada en Oaxaca hace unos días y en ella también se contemplan sanciones de dos a siete años de prisión para quienes difundan imágenes de víctimas del delito.

Según el informe Violencia contra las Mujeres, dado a conocer a finales de enero 2021 por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública de México, en este país se registró un gran aumento en los asesinatos de mujeres y niñas al día: si años atrás se contabilizaban 10 en promedio, durante 2020 mataron a 18 mujeres brutalmente cada día. (I)