El turismo fue uno de los sectores más golpeados por la pandemia de COVID-19 debido al cierre de fronteras y suspensión de vuelos y restricciones, poco a poco este sector ha ido recuperándose gracias a la vacunación. Maribel Rodríguez, vicepresidenta y CEO del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC, en inglés), dice a este Diario que es importante aprender a vivir con el virus y seguir con las medidas de bioseguridad para que la reactivación del turismo a nivel mundial pueda continuar.

Poco a poco vemos que los viajes internacionales a nivel mundial se están retomando, ¿cómo ve esta reactivación, se está haciendo de forma correcta?

Vemos positivamente que diversos destinos y regiones estén tomando de manera efectiva los protocolos de seguridad e higiene. La corresponsabilidad entre todos los participantes del sector, desde el sector público y privado, así como los mismos viajeros, hace posible la reactivación de los viajes de manera segura. Es importante que las acciones que se implementen sigan siendo de manera coordinada y alineadas políticas y reglas claras para todos los viajeros.

¿Hay lineamientos o directrices establecidos que se deban cumplir tanto en aeropuertos como dentro de los aviones al momento de los viajes y si las hay, se están cumpliendo?

Publicidad

Así es, ya existen medidas y protocolos estandarizados. En mayo de 2020 lanzamos los protocolos globales de seguridad sanitaria, que han permitido la reanudación de actividades en aeropuertos y líneas aéreas. Vemos que se han ido adoptando de manera óptima a escala global.

Los protocolos fueron diseñados en coordinación con la industria aérea y de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Con la puesta en práctica de estos lineamientos, de manera cada vez más frecuente, se ve cómo es posible reactivar los vuelos nacionales e internacionales de forma segura.

¿Considera que la aparición de nuevas variantes del COVID-19 puede volver a interferir en los viajes y el turismo?

Creemos que es importante aprender a vivir con el virus, ya que indiscutiblemente esto ha sido una crisis de la cual todos los sectores hemos aprendido. Continuar practicando las medidas de higiene sin excepciones es la única solución.

En países de Europa ya rige un pasaporte de vacunación para facilitar los desplazamientos, ¿considera necesario que se implemente en América Latina y en otras regiones?

Publicidad

Recomendamos ampliamente a los países de Latinoamérica explorar la viabilidad de implementar un Certificado Digital de COVID-19 para viajeros, que contenga información del estado de salud y el control de vacunas antivirales de los turistas en la región.

El Certificado Digital permitiría facilitar los viajes y el turismo, al agilizar los controles de entrada y salida de los aeropuertos, en alineación con los estándares establecidos por la Asociación de Transporte Aéreo (IATA), sobre esquemas de vacunación, realización de pruebas y seguimiento de viajeros que ya tuvieron la enfermedad.

La región de Latinoamérica muestra una recuperación del sector turístico, y entre los meses de junio y agosto de este año se prevé alcanzar un flujo de pasajeros internacionales equivalente al 80 % de los niveles reportados en el mismo periodo de 2019.

En el caso de América Latina, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se ha mostrado opuesto a este tipo de medidas, ¿qué se podría hacer si un país no se acoge?

Lo más importante es tener en conocimiento sobre las medidas de seguridad e higiene que aseguren el bienestar de las personas y ponerlas en marcha. Reconocemos el trabajo de muchos países de América Latina, de países y destinos que han recibido el sello Safe Travels del WTTC y que continúan trabajando en la recuperación del sector.

Se habla de una reapertura de los viajes entre países con similares vacunaciones y niveles de infección, ¿no cree que esto podría resultar discriminatorio para personas que sí cuenten con recursos, estén vacunadas, pero no puedan hacerlo por residir en un país que no es similar a los destinos?

Las vacunas no deben de ser un requisito para poder viajar. Debemos de buscar un nuevo enfoque para no etiquetar a países enteros bajo el concepto “de alto riesgo”, y establecer mecanismos que faciliten la identificación individual de viajeros con mayor probabilidad de exportar el virus de un país a otro.

Para esto, reiteramos nuestro apoyo a la iniciativa de aplicación de pruebas a la salida de todos los viajeros para garantizar un movimiento libre y seguro que evite la propagación del COVID-19. Estas pruebas deben de estar al alcance de todos los viajeros.

Si se logran reactivar los viajes internacionales, ¿qué impacto positivo tendrían en el PIB mundial?

El Informe anual de Impacto Económico (EIR) del Consejo Mundial de Viajes y Turismo reveló que la contribución del sector al PIB global cayó el 49,1 % durante el año pasado, lo que significó una pérdida masiva de casi $ 4,5 billones. Si bien la recuperación se dará de manera gradual, se prevé que al menos 62 millones de empleos perdidos en el sector por la pandemia regresen para 2022, si el desarrollo de programas de vacunación continúa y las restricciones de viaje se flexibilizan durante este verano.

Asimismo, si esto sucede, pronosticamos que la contribución del sector al PIB mundial podría alcanzar casi los mismos niveles de 2019 en 2022, con un nuevo aumento interanual del 25,3 %. (I)