Una mujer, al parecer con episodios de depresión, mató a sus tres hijos y se suicidó en Chile, un país que reacciona con dolor y consternación al parricidio.

Este 2023 se han registrado, en varios países, casos similares, que dejan en evidencia cuán afectada está la salud mental en el mundo.

Los asesinatos y el suicidio impactan al barrio Las Condes, en Santiago, la capital del país, desde la madrugada del jueves 31 de agosto de 2023. Los hijos de la parricida, a quien identifican como Begoña, tenían 11, 12 y 14 años. Ella, 47, informaron El Tiempo y La Tercera.

Publicidad

Doloroso hallazgo del parricidio en Las Condes

Medios chilenos señalaron que el esposo de las víctimas y pareja de la mujer encontró la fuerte e inimaginable escena, en horas de la madrugada.

A la mujer, señaló El Tiempo, la halló con vida aún, pero no resistió a la gravedad de las lesiones. Los cuatro presentaron heridas causadas con un arma cortopunzante.

Uno de los hijos asesinados tenía síndrome de Down. La de 10 años era una niña y su papá la halló sin vida en su habitación.

Publicidad

“Nunca mostró arrepentimiento”: la sentencian a tres cadenas perpetuas por la muerte de sus dos hijos a quienes consideraba “zombis”

¿Envió mensajes a su esposo?

Begoña, según La Tercera, era ingeniera y Francisco, su esposo, se desempeña como fotógrafo. El hombre “habría recibido una serie de mensajes de su señora antes del ataque”.

Según los primeros antecedentes, difundió ese site, la mujer “sí habría enviado un mensaje de WhatsApp minutos antes de los hechos a su pareja con cierto texto alusivo a lo ocurrido”.

Publicidad

Se habían casado en el 2005 y eran “un matrimonio normal”, describió la conserje del edificio donde se registró esta tragedia.

María Eugenia Sánchez, como la identificó En Cancha, recordó que veía a los niños los sábados, cuando bajaban a jugar. “Todavía estoy tiritona, no puedo creerlo, porque tengo nietos. Uno se pone en el lugar de los niños”, lamentó según La Tercera.

Buscan a un hispano por los asesinatos de su hija y de su patrón en Houston: los crímenes se cometieron con una hora de diferencia

Esta desgracia ocurre tres días después de un triple homicidio-suicidio en Nueva York.

En esa ciudad, “un conserje de 41 años, de origen venezolano, apuñaló a su esposa, de ascendencia polaca, y a sus dos hijos pequeños, antes de suicidarse”, reseñó la agencia EFE.

Publicidad

Los menores Calvin y Lucien, tenían 1 y 3 años.

En Florida, Estados Unidos, el domingo 27 de agosto, una madre, Brandy Hutchins, asesinó a sus hijos de 10 y 19 años y también se suicidó.

En Las Condes, la conserje Sánchez prestó colaboración a Francisco, minutos después de hallar la impresionante escena.

No daba crédito ella tampoco a lo ocurrido: “Los niños no tenían ninguna culpa, o sea, si quiere hacer algo (la parricida) que lo haga ella, pero no matar a esos tres niños”, dijo a En Cancha. (I)

Te recomendamos estas noticias