Esconder sus fortunas ha sido una obsesión de monarcas, líderes corruptos y criminales a través de los siglos. Una publicación de Matthew Sweet en la 1843 Magazine de The Economist indaga en la rica historia de algunos de los personajes que han escondido sus tesoros.

Ferdinand e Imelda Marcos

La esposa del dictador filipino, Imelda Marcos, alguna vez compró perfumes por galón y una vez hasta adquirió USD 1 millón en joyas por la mañana y USD 2 millones en antigüedades por la tarde.

Cuando Ferdinand e Imelda Marcos abandonaron el Palacio Malacañang de Manila, Filipinas, en febrero de 1986, se fueron a toda prisa y dejaron un fastuoso botín detrás suyo: 3.000 pares de zapatos, 68 pares de guantes y cinco estantes de bolsos de Gucci.

Sin embargo, sus dos aviones con destino a Hawai despegaron con una carga de USD 15 millones con deenas de maletas, 70 pares de gemelos con joyas, una estatua de marfil del niño Jesús envuelta en un collar de diamantes y 24 ladrillos de oro.

Publicidad

La nueva administración en el país descubrió infinidad de compras realizadas por Imelda Marcos y entre las investigaciones más tarde encontraron 304 pinturas, y el trabajo aún continúa hoy en día.

Pablo Escobar

Pablo Escobar fue uno de los narcotraficantes mas notorios del mundo Foto: Getty Images

Pablo Escobar fue una de las caras más visibles del terrorismo que vivió Colombia de la mano de las guerrillas, los grupos paramilitares (algunos financiados por él) y la guerra por el control de la cocaína.

El temido narcotraficante Pablo Escobar fue una de las caras más visibles del terrorismo que vivió Colombia de la mano de las guerrillas.

En la cima de su carrera en la década en los 80 y principios de los 90, su cartel de droga tenía un ingreso semanal de USD 420 millones y se decía que era la séptima persona más rica del planeta. En una de sus enormes propiedades, la hacienda Nápoles, instaló un zoológico con una manda de hipopótamos que ahora, con el paso de los años, ha causado destrozos en la zona donde se desperdigaron cerca de Medellín.

Omar al-Bashir

El presiente Omar Al-Bashir, que enfrenta cargos de genocidio, ha registrado guerras civiles y manifestaciones callejeras. con una fuerte represión de las fuerzas de seguridad.

El expresidente sudanés Omar al Bashir gobernó su país durante 30 años, marcados por el autoritarismo, la corrupción y la impunidad, hasta su caída por la presión popular, en 2019.

En 2010, cables diplomáticos estadounidenses secretos publicados por WikiLeaks sugirieron que Al-Bashir había depositado parte de un botín secreto de más de USD 12 mil millones con Lloyds Banking Group en Londres.

Publicidad

Después de que Al Bashir fuera depuesto, los investigadores encontraron 50 kg de sacos de harina de maíz rellenos con 351 millones de dólares, 6,7 millones de euros, 5,2 millones de libras esterlinas y 5.000 millones de libras sudanesas.

Ramsés II

Aunque en tiempos totalmente distintos, Ramsés II, quien reinó en Egipto entre 1279 y 1213 antes de Cristo, y su momia es una de las principales piezas del museo nacional de El Cairo, fue tercer rey de la dinastía XIX, su reinado fue el segundo más largo de la historia egipcia.

Comandó ejércitos y engendró 100 hijos. Su estatua del faraón no era un símbolo de grandeza duradera, sino un recordatorio de que todo poder y riqueza es transitorio.

El gobierno de Egipto planea pronto una exposición con el tema de Ramsés en una gira mundial de tres años, estará protegida por una póliza de seguro de mil millones de dólares. Esta muestra incluirá 3.000 metros cuadrados de sarcófagos, joyas, máscaras reales, amuletos y ajuares funerarios.

El oro representó la vida espiritual y política de los Reinos Medio y Nuevo, e incluso los miembros menores de una dinastía eran sepultados con tesoros para el más allá. El cuerpo desaparece, pero el oro es inmortal. (I)