La Comisión Europea anunció este lunes el envío de 300.000 trajes de protección especializados a Ucrania, con el objetivo de prevenir eventuales amenazas nucleares, químicas, biológicas y radiológicas durante la guerra que el país mantiene desde hace cuatro meses debido a la invasión de Rusia.

Aparte de los trajes de protección, la remesa europea también incluye 5.600 litros de sustancias descontaminantes y 850 piezas de equipo para operaciones de descontaminación, según precisó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Los ucranianos se retiran de Severodonetsk, los rusos avanzan en Lugansk

La Comisión, además, anunció la donación de material médico convencional, como mascarillas y batas o bombas de infusión y ventiladores para los pacientes en los hospitales.

En total, Bruselas cifra en 11,3 millones de euros el valor financiero de estas remesas que, según el Ejecutivo comunitario, fueron solicitadas por el propio Gobierno de Ucrania y que salen de las reservas de emergencia que almacena la Unión Europea (UE).

Publicidad

Con todo, el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, manifiesta en dicho comunicado que tanto el material médico como los equipos de protección especializados para amenazas nucleares y químicas ya "están de camino a Ucrania".

Los hospitales y el personal médico ucraniano están trabajando bajo fuego, y debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para proporcionarles las herramientas necesarias para salvar vidas”, agregó el dirigente esloveno.

Según detalló la Comisión, los materiales donados por la UE estaban almacenados en Rumanía, Hungría, Suecia, Alemania, Grecia y Dinamarca. (I)