NOTICIAS

Publicidad

La desconfianza y una ‘lluvia’ de noticias falsas se apoderan del electorado estadounidense de cara a las elecciones de medio mandato

El 8 de noviembre se celebran en Estados Unidos las elecciones de mitad de mandato.

Fotografía de archivo fechada el 7 de noviembre de 2020 que muestra a seguidores de Donald Trump mientras se manifiestan contra los resultados de las elecciones presidenciales, frente al Capitolio estatal en Phoenix, Arizona (EE.UU.). Si en 2020 la desinformación que trataba de influir en las elecciones presidenciales de EE.UU. procedía de fuera y era difícil de rastrear, en los comicios de medio mandato del 8 de noviembre las noticias falsas se fabrican en el país y se difunden desde cuentas verificadas y conocidas. EFE/Alex Segura /ARCHIVO Foto: Alex Segura

Publicidad

No solo pasa en Ecuador, las elecciones son un proceso en el que los estadounidenses también desconfían, aunque su caso es diferente. Elementos como el discurso de fraude electoral de Donald Trump, las redes sociales y las noticias falsas están aportando a la desconfianza del próximo proceso electoral de Estados Unidos: las elecciones de medio mandato, del próximo 8 de noviembre.

Plataformas como TikTok están llenas de contenido sobre el supuesto fraude electoral, la búsqueda de la palabra “election fraud” trae como resultado teorías conspirativas, memes de Joe Biden o Trump, influencers que le solicitan a su audiencia no votar. Cuentas como @conspiracycorner, se dedican a crear videos de más dos minutos de duración, fundamento con documentos una supuesta veracidad del fraude electoral. ¿Pero, cuánto de esto es verdad?

Una investigación desarrollada por el organismo de control digital Global Witness y el equipo de Ciberseguridad para la Democracia de la Universidad de Nueva York sugiere que TikTok no está filtrando la información electoral errónea. Por ende, el electorado está expuesto a las llamadas fake news que aportan a la desconfianza de la legitimidad del proceso.

Publicidad

Este año va a ser mucho peor a medida que nos acercamos a las elecciones de medio mandato”, le dijo a The Guardian, la investigadora y coautora del informe, Olivia Little. “Ha habido un aumento exponencial de usuarios, lo que solo significa que habrá más información errónea. TikTok debe trabajar de manera proactiva para detenerla o corremos el riesgo de enfrentar otra crisis”.

Un artículo de The New York Times destaca que cada vez es más complicado frenar la desinformación en redes sociales. Ya no es solo Facebook y Twitter, ahora se han sumado un sinnúmero de plataformas que no filtran la información por defender la “libertad de expresión”. “Para ser honesta, me parece que el problema está peor que nunca”, comentó al Times, Nina Jankowicz, experta en desinformación.

En el caso de TikTok, un estudio de NewsGuard, determinó que el 20% de los videos sobre la guerra en Ucrania eran falsos. Lo que desemboca en un votante que se ve obligado a filtrar un sinnúmero de videos en el que se habla de los candidatos y propuestas, sin poder determinar la veracidad del contenido.

Publicidad

¿Qué son las elecciones de medio mandato? Como su palabra lo indica, estas se convocan a la mitad de la presidencia del actual mandatario, con el fin de renovar un tercio del Senado y la totalidad de la Cámara de Representantes. También elegirán gobernadores y parlamentos locales.

¿Hay posibilidad de fraude?

¿Es posible alterar las votaciones electrónicas? La empresa americana relacionada al desarrollo de sistemas digitales seguros, Galois, asegura que es un sistema propenso a fallas de seguridad. Hasta que la información llegue a su destino, esta pasa por varios sistemas que pueden ser manipulados y hackeados, así como un correo electrónico. Sin embargo, hay otras visiones que aseguran lo contrario.

Publicidad

De acuerdo al proyecto Midterm Monitor (Monitor de Medio Término) un monitoreo digital del Brennan Center for Justice y Alliance for Securing Democracy, ha desarrollado una herramienta para entender mejor las conversaciones que surgen online sobre las elecciones. De acuerdo a Chequeado “la realidad es que el voto por correo se ha estado utilizando con éxito en los Estados Unidos durante más de 150 años y, durante todo ese tiempo, los estados han incorporado múltiples características de seguridad para protegerlo de posibles infracciones”.

Por otro lado, existen métodos criptográficos, llamados de “verificabilidad de extremo a extremo”, que prometen que los votos de los ciudadanos se registren según lo previsto. Además, la Red de Conocimientos Electorales, Ace, señala que algunos sistemas incluyen un “registro auditable verificado por el votante”, también conocido como “papeleta verificada por el votante”. Estos sistemas incluyen registros en papel de la votación, que han sido verificados por el elector en el momento de emitir el voto y que pueden ser utilizados para un recuento en una fecha posterior.

El electorado estadounidense

Desde las elecciones presidenciales en noviembre de 2020, Donald Trump ha manejado un discurso enfocado en el fraude y la manipulación de votos para favorecer al presidente Joe Biden. El actual mandatario le ganó al magnate en el voto popular por más de 7 millones de diferencia. Si bien, no hay pruebas que demuestren el fraude, muchos de los 74,2 millones de votantes trumpistas creen fielmente en el discurso de su líder.

“Biden ganó porque las elecciones fueron amañadas”, tuiteó Trump días después de las elecciones. Las teorías de conspiración han generado que los republicanos elaboren un plan contra cualquier intento de fraude. La estrategia es votar en persona el día de la elección, el 8 de noviembre.

Publicidad

Las boletas de papel

De acuerdo a la Red de Conocimientos Electorales, Ace, las boletas de papel ayudan a asegurar las elecciones porque permiten a los votantes verificar cómo votaron y a los funcionarios corroborar los resultados. No obstante, las máquinas siguen siendo parte integral del proceso electoral, incluso cuando los votos se emiten en papeletas.

Además, destaca que un sistema de voto electrónico debe contar con los siguientes requisitos mínimos:

1. Asegurar que sólo las personas con derecho a voto están en condiciones de votar.

2. Garantizar que cada voto sea contado y que sea contado sólo una vez.

3. Mantener el derecho del elector a formar y expresar su opinión de una manera libre, sin ningún tipo de coacción o influencia indebida.

4. Proteger el voto secreto en todas las fases del proceso de votación.

5. Garantizar la accesibilidad al mayor número posible de votantes, especialmente a las personas con discapacidad.

6. Aumentar la confianza de los electores al maximizar la transparencia de la información sobre el funcionamiento de cada sistema.

Desde el año 2000, se incrementó el uso de votaciones tecnológicas sin papel, pero con el pasar de los años esta se ha ido reduciendo debido a la desconfianza. Casi el 70 % de los votantes registrados viven en jurisdicciones que utilizan principalmente boletas de papel marcadas a mano, según datos de Verified Voting. Sin embargo, estas son posteriormente escaneadas por una máquina.

La comunidad estadounidense demuestra preocupación, hay quienes han recurrido a vigilar urnas en estados como Arizona. Gabor Zolna y dos amigas son un ejemplo de ello. Plantados en sus sillas filman una urna en un estacionamiento en los suburbios de Phoenix, Arizona. En ella deben depositarse los votos para estas elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad