La Casa Blanca recordó este viernes al gobernador de Texas, Greg Abbott, que es competencia del Gobierno federal decidir sobre inmigración y que no se “entrometa” en ese tema, sobre todo cuando en el pasado sus acciones han causado “caos” y “confusión” en la frontera.

Así reaccionó la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, a la orden que dio Abbott para que las fuerzas de seguridad de Texas detengan a los migrantes indocumentados y los lleven de vuelta a los puertos de entrada, una medida que rechazó el Gobierno de México.

“La aplicación de las leyes de inmigración es algo que compete a las autoridades federales y los estados no deberían estar tomando decisiones o entrometiéndose en eso. Especialmente el gobernador de Texas, Abbott, que tiene un historial de causar caos y confusión en la frontera”, dijo Jean-Pierre.

Fotografía de archivo en la que se registró al gobernador del estado de Texas, Greg Abbott, quien aprovechó el infortunio de los migrantes fallecidos para señalarlos como consecuencia de la política migratoria del presidente estadounidense, Joe Biden. EFE/Jim Lo Scalzo Foto: JIM LO SCALZO JIM LO SCALZO

La medida de Abbott podría generar un enfrentamiento en los tribunales con el Gobierno de Joe Biden sobre a quién le corresponde manejar la política migratoria del país, algo que hasta ahora les compete a las autoridades federales.

Publicidad

Bajo la ley federal, los guardias de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) son los que tienen autoridad de detener a los migrantes y devolverlos a los puntos de entrada, mientras que las fuerzas estatales en algunos casos pueden retenerlos y entregárselos a los agentes fronterizos para que ellos les deporten.

Lo que hace la orden de Abbott es abrir la puerta a que las fuerzas estatales desarrollen en la práctica las mismas acciones que las federales.

Todavía hay varias incógnitas sobre cuáles son exactamente las consecuencias de la orden de Abbott y cómo se está aplicando sobre el terreno.

La región vive un flujo migratorio récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ha detectado a cerca de 1,4 millones de indocumentados en la frontera con México en lo que va del año fiscal 2022, que inició en octubre pasado. (I)