Del conflicto Rusia-Ucrania nació una nueva historia de amor, aunque un poco más particular que los novios que se casan durante la guerra u otra pareja que se casó luego de un trágico accidente con unas minas terrestre.

Se trata de Tony Garnett, de 29 años y Sofia Karkadym, de 22. Un británico que abandonó a su esposa Lorna, de 28, y a sus hijos al enamorarse perdidamente de la ucraniana que refugió en su hogar durante 10 días.

“Recibí amenazas de que vendrían a buscarme y cortarían a mi bebé en pedazos”: La verdadera historia de Marianna, la protagonista de la famosa foto del bombardeo a la maternidad en Ucrania

Hombre se escapa con refugiada ucraniana y abandona a su esposa e hijos

Garnett y Lorna recibieron en su casa, en la ciudad de Bradford, West Yorks, Inglaterra, a una ucraniana que huyó de Liev por la invasión rusa, pero cupido hizo su trabajo y la refugiada consiguió algo más que un hogar.

Padre de dos hijos, Tony sorprendió a su pareja Lorna al marcharse solo 10 días después de que le dieron la bienvenida a Sofia al hogar.

Publicidad

El hombre, quien trabaja como guardia de seguridad, se ofreció a través de Facebook a recibir refugiados ucranianos. Ahora está “planeando el resto de su vida” con Sofia, según le dijo al diario The Sun.

Por otro lado, la ucraniana de 22 años dijo que “tan pronto como lo vi me gustó y esta es nuestra historia de amor. Sé que la gente pensará mal de mí, pero sucede. Pude ver lo infeliz que estaba Tony”.

“He descubierto una conexión con Sofia como nunca antes”

La presencia de la refugiada hartó a Lorna, según los medios ingleses. Los enamorados crearon un “vínculo cercano” que incomodó a la ahora expareja de Tony, quien contó que “llegó a un punto crítico cuando hace unos días ella (Lorna) fue por Sofia, gritándole, usando un lenguaje duro que la dejó llorando. Dijo que no sentía que pudiera quedarse más bajo nuestro techo y algo dentro de mí hizo click”.

Garnett y Karkadym iban al gimnasio juntos y se sentaban durante horas hablando en un estacionamiento, además, Lorna dijo que la ucraniana utilizaba “tops y maquillaje” para provocar a Tony.

Publicidad

Tony justificó su decisión: “Lamentamos el dolor que hemos causado, pero he descubierto una conexión con Sofía como nunca antes. Estamos planeando el resto de nuestra vida juntos”.

Y explicó: “Era obvio, desde el principio que Sofia y yo hicimos click. Hablo un poco de eslovaco y no es diferente al ucraniano, así que, pude hacerme entender en su idioma”.

“Pero, eso empeoró las cosas porque Lorna no sabía de lo que estábamos hablando. Sofia y yo nos sentábamos a conversar, tomábamos un trago y veíamos la televisión con subtítulos en ucraniano, a veces después de que Lorna se había ido a la cama. Nos llevábamos muy bien, pero en ese momento no era más que eso, aunque puedo ver por qué Lorna comenzó a sentirse celosa y resentida con ella”.

Lorna se sintió desplazada y exigió que Sofia se fuera de la casa. Según cuenta Tony, él tomo la decisión: “Le dije a Lorna: ‘Si ella se va, yo me voy’. Ambos hicimos nuestras valijas y nos mudamos juntos a la casa de mi mamá y mi papá”, mientras que Lorna quedó en casa cuidando de los dos hijos que tuvo con Tony. (I)

Te recomendamos estas noticias