Desde el martes pasado, David Lozada, su esposa y sus dos hijos no han podido dormir con la normalidad que acostumbraban.

A partir de ese día, la sirena del sistema antimisiles, los mensajes de WhatsApp y las alarmas de una aplicación registran los momentos de tensión que se viven en varias ciudades de Israel, Oriente Medio, por la escalada de violencia protagonizada por el grupo insurgente palestino Hamás y la respuesta del Ejército israelí.

“Con esta es la segunda vez que tengo experiencia de esta situación. Estaba en casa cuando la sirena sonó, que es cuando salen los primeros cohetes hacia Israel. Tenemos la disponibilidad de correr a los cuartos de refugio que hay en cada departamento”, cuenta Lozada, quien habita en un condominio en Hareda, en el norte de Tel Aviv.

Estos cuartos están construidos con paredes de metal, revestidos de concreto y cuentan con ventilación.

Publicidad

“Cuando esta situación pasa, como ahora está sucediendo, en los cuartos de refugio podemos pasar noches, semanas, según como esté la situación. Hay gente que desde el día martes hasta hoy está durmiendo en el refugio”, comenta el ecuatoriano, quien vivió en el valle de los Chillos y que desde hace seis años reside en Israel, país de ascendencia de su esposa.

Captura de pantalla de aplicación que registra alarmas por ataques con misisles a Israel. Cortesía.

Los hijos de David, que tienen 13 y 8 años, le preguntan con frecuencia sobre lo que sucede, pero el quiteño trata de mantenerlos tranquilos para evitar algún problema de nervios.

“Es preferible que los niños menores de 8 años no sepan de la situación actual o vean las noticias, ni alarmarles con estos acontecimientos. Ellos preguntan a cada instante sobre este problema, pero nosotros sabemos responder con parte de la verdad, sin mentir”, dice David.

Pese a estos episodios de violencia por el conflicto bélico latente, David cuenta que ha encontrado un lugar de prosperidad y paz donde funciona su empresa, Advertising Management Services, dedicada al márquetin deportivo.

El contacto con su familia en Ecuador, cuenta, se ha intensificado en esta semana. Los ataques han generado preocupación, sobre todo en sus padres: “Todos los días hacemos videollamadas y estamos en contacto”.

Rastros de los ataques con misiles en Ramat Gan, Israel. Foto: EFE

¿Quiénes hacen Hamás?, el grupo que se enfrenta a Israel desde Gaza

David cuenta que pese a todo intentan realizar las actividades con normalidad, al igual que los comercios de la zona, que son frecuentados por quienes buscan alimentos y otros artículos de primera necesidad. Una situación, insiste, a la que de a poco se están acostumbrando.

Publicidad

Desde su casa, el quiteño —que dice creer que “todos somos el pueblo de Dios, de Abraham, Jacob e Isaac”— se despide de este Diario con un shabbat shalom (la paz contigo este sábado).

Protocolo de seguridad implementado por las autoridades locales:

“Portavoz de la Policía: Tras los graves acontecimientos de asentamiento que tuvieron lugar en la ciudad de Lod y la declaración de un ‘evento de emergencia civil’ que entró en vigor esta noche, y después de una evaluación de situación especial que ahora ha finalizado encabezada por el comisionado de Policía Ran Yaakov Shabtai, comandante del Distrito Central Moshe Barkat, decidió las siguientes prohibiciones para mantener la seguridad y la propiedad de los residentes de Lod.

1. Desde las 20:00 de esta noche hasta las 04:00 de la mañana de mañana, se aplicarán las siguientes restricciones en la ciudad de Lod:

2. Prohibición de permanecer en el espacio público de la ciudad de Lod.

3. Prohibición de que los residentes de Lod abandonen sus hogares o lugares en los que estaban en la ciudad.

4. Prohibición de entrar a la ciudad.

5. Será posible salir a áreas protegidas cuando sea necesario o con el propósito de recibir tratamiento médico urgente, y también será posible salir por otra necesidad vital y sujeto a la aprobación telefónica de la Policía de Israel en números: 08-9279201, 08-9279217 y en árabe al 08-9279123.

Además, tienes el 110, el centro de información de la Policía de Israel.

6. Cualquiera que viole esta disposición comete un delito punible con hasta tres años de prisión.

7. La Policía de Israel pide al público que evalúe de acuerdo con las horas que quedan antes de que se apliquen las restricciones y que obedezca las instrucciones de la policía en el campo.

8. La Policía seguirá haciendo todo lo posible para garantizar la seguridad de los residentes de la ciudad y la zona.” (I)