El gobernador de Texas (EE.UU.), Greg Abbott, defendió este viernes las armas de fuego y consideró “equivocado” centrarse en pedir un mayor control a través de la verificación de los antecedentes penales de sus compradores, tras el tiroteo del martes en un colegio en el estado.

“¿Esperamos que salgan leyes de este crimen devastador? La respuesta es absolutamente sí”, dijo Abbott, quien inmediatamente rechazó que esto vaya a suponer la adopción de medidas para reforzar la verificación de antecedentes para evitar los tiroteos.

El martes, el joven Salvador Ramos, de 18 años, entró en el colegio Robb Elementary de Uvalde (Texas) y abrió fuego en un aula, matando a 19 niños y dos profesoras.

Abbott recordó que, “desde que Texas ha sido estado, alguien de 18 años puede comprar un arma larga, un rifle, ¿verdad?”.

Publicidad

La macabra “lista de pendientes” que tenía el asesino de la masacre de Texas

“Y desde hace un tiempo, parece que ha sido desde la última década o dos, que hemos tenido tiroteos en escuelas, por lo que durante un siglo y medio la gente de 18 años podía comprar un rifle y no teníamos tiroteos en colegios”, apuntó.

El gobernador republicano indicó que es “posible” que la opinión pública se esté centrando en “lo equivocado”, en concreto la verificación de antecedentes de armas, ya que, según él, no han sido relevantes a la hora de evitar tiroteos en el pasado.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) es el epicentro de la mayoría de las protestas en contra de la portación de armas.

“A cualquiera que sugiera que deberíamos centrarnos en la comprobación de antecedentes en contraposición con la salud mental, le sugiero que está equivocado”, apuntó Abbott, quien agregó que hay que enfocarse en abordar los problemas mentales.

En otro momento de su rueda de prensa, el gobernador anunció una serie de medidas en apoyo a los familiares de los 21 fallecidos en el tiroteo en Uvalde.

Publicidad

“El estado de Texas tiene recursos robustos para garantizar que estas familias que han sido devastadas por este crimen, así como toda la comunidad, recibirán ayuda en todas sus necesidades”, afirmó.

‘Es hora de morir’, dijo el asesino de Texas mientras cuatro niños de cuarto grado lograron sobrevivir tras esconderse bajo una mesa

Agregó que un donante anónimo ha entregado 175.000 dólares para “hacerse cargo de todos los costes de las familias afectadas para los servicios funerarios” y apuntó que se ofrecerá atención de salud mental “a estudiantes, profesores, agentes de la ley y todas aquellas personas de la comunidad que lo necesiten”.

Abbott compareció ante los medios tras anunciar que cancelaba su participación en la convención anual de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés), que comenzó hoy en Houston, aunque sí que se mostrará un video pregrabado del gobernador. (I)