El gobernador de San Luis Potosí, México, Ricardo Gallardo Cardona publicó un video en Facebook informando que envió una iniciativa al Congreso local para que se castre a los violadores y se les dicte pena de muerte a los feminicidas.

Gallardo Cardona estaría motivado por el asesinato de Chuyita Lelixia Rodríguez Rodríguez, una adolescente de 14 años, quien fue secuestrada, violada y asesinada el pasado fin de semana en el municipio Villa de Arista, según Proceso.

Joven galardonado fisicoculturista defiende a su hermana en un asalto y lo matan de múltiples disparos

Gobernador de San Luis Potosí propone castrar a violadores y pena de muerte a feminicidas

El mandatario regional aseguró que casos como el de Chuyita seguirán ocurriendo si no se aplica “mano dura” y afirmó que no le importa lo que digan los defensores de derechos humanos.

“Va a seguir sucediendo si no metemos mano dura. Hay que recordar que las malditas herencias nos dejaron eso precisamente, herencias malditas de no poder reformar la ley, de no poder meter mano dura, siempre cuidando los derechos humanos, pero dejando desprotegidas a miles de personas en el caso de violaciones”, expresó en el video.

Publicidad

Gallardo Cardona informó que envió una carta al Congreso local “no para pedir, sino a exigir que capemos a todos los violadores en San Luis Potosí. Ya no queremos violadores en San Luis Potosí. Y como aquellos que asesinan, también pedir su pena de muerte”.

La medida del gobernador es una desesperada decisión que tomaría para erradicar la violencia del estado.

“Cuando los animalitos no hacen caso y están haciendo mal uso, sobre todo los garañones, los animalitos garañones, se les capa y dejan de hacerlo. En el tema de los humanos pareciera que también son animales, porque no se saben comportar, de estar violando niñas y niños. Eso en San Luis Potosí ya no se va a permitir”, enfatizó.

A su vez, admitió que la medida tendrá detractores, pero que no le importará y seguirá firme con su decisión de capar a los violadores y pena de muerte para los asesinos si el Congreso lo aprueba.

“Sabemos que va a haber muchas diferencias por parte de derechos humanos. Sin embargo, no nos importa, lo que queremos es meter mano dura, y si ellos quieren seguir solapando a violadores, allá ellos”, concluyó. (I)

Te recomendamos estas noticias