Un milagro representan Harper Jacobo y su hermana gemela, Gabriella, los gemelos nacidos con solo 23 semanas de gestación y lo más asombro, pesando solo medio kilo. La condición del niño varón fue más apremiante al ser diagnosticado con la enfermedad conocida como atresia esofágica, que se traduce en que su esófago no está conectado con el estómago.

El Daily Mail relata la superviviencia de estos dos niños nacidos en Nebraska, Estados Unidos en febrero de 2021, y que han pasado buena parte de sus primeros meses de vida en un hospital debido a los estrictos cuidados médicos que debían recibir.

Desde el Rocky Mountain, el hospital de Denver, Colorado donde recibieron ayuda, los gemelos lograron aferrarse a la vida y superar todos los pronósticos para finalmente estar en los brazos de sus padres y disfrutar de su hogar en plena recuperación.

Publicidad

Harper fue sometido a una cirugía en la que los expertos médicos corrigieron la anomalía de su esófago y estómago a los 4 meses de vida. Y se hizo necesario que el bebé pasará todo un año hospitalizado recibiendo tratamiento para que acompañara a su hermanita en su casa.

“Verlos respirar, patear... es realmente increíble”, mencionó el progenitor de los gemelos prematuros al brindar las gracias a todo el equipo de médicos que hizo posible que los niños vivieran. (I)