Las tormentas de nieve seguían perturbando este martes la vida cotidiana en Grecia Y Turquía, en particular la circulación en las carreteras de y el tráfico en el aeropuerto turco de Estambul, uno de los más importantes de Europa.

Aunque dos vuelos recibieron autorización para aterrizar el martes por la mañana, la situación seguía siendo caótica a mitad de día en el aeropuerto, donde el tráfico aéreo seguía suspendido desde el día anterior.

La principal aerolínea turca, Turkish Airlines, anunció que no reanudará sus vuelos desde Estambul hasta la medianoche del martes.

Las imágenes compartidas en las redes sociales muestran pasajeros durmiendo en sillones o en el suelo en las terminales.

Publicidad

“He visto mujeres de 70 u 80 años obligadas a pasar la noche en una silla de plástico, sin manta, sin agua ni comida y sin saber a dónde ir”, tuiteó sandycheeks786 que se dice “absolutamente asqueada”.

Las carreteras en el suroeste de Turquía hacia las provincias de Antalya y Mugla permanecieron cerradas el martes, mientras que en varias provincias se decretaron días de descanso, con excepción de los servicios esenciales.

En Grecia, la aglomeración de Atenas y varias ciudades del centro del país se despertaron el martes bajo una gruesa capa blanca, obligando al gobierno a decretar el martes y el miércoles días festivos en Ática y en algunas islas.

En la noche del lunes al martes, “3.500 automovilistas” tuvieron que ser evacuados después de haber quedado atrapados en la periferia de Atenas por caídas de nieve “excepcionales”, según el ministro de Protección Civil y Cambio Climático, Christos Stylianides.

Publicidad

Se distribuyeron mantas, alimentos y botellas de agua a los automovilistas, muchos de los cuales tuvieron que abandonar sus vehículos en la carretera cubierta de nieve, cuando la temperatura estaba por debajo de cero.

Algunos automovilistas furiosos llamaron a las emisoras de radio para expresar “su ira” y criticar al gobierno y a la sociedad de gestión de la periferia por “este caos”. (I)