Al cumplirse una semana de la tregua que acordaron el gobierno de Israel y el grupo islamista Hamás, comenzaron nuevamente los ataques en la Franja de Gaza y se interrumpió la liberación de rehenes israelíes y palestinos.

Israel acusa a Hamás de haber violado las condiciones del cese al fuego, según un comunicado del ejército israelí: “Hamás violó la pausa operacional y disparó a territorio israelí. Las FDI (Fuerzas de Defensa Israelíes) reanudaron el combate contra la organización terrorista Hamás en la Franja de Gaza”.

De acuerdo al Ministerio de Salud de Gaza, en las primeras horas después de volver al combate se reportaron 60 palestinos muertos por los bombardeos, además de “decenas de heridos en ataques aéreos contra civiles”.

Publicidad

La reanudación hoy de las hostilidades entre Israel y Gaza después de una semana de tregua “pone en duda” que la ayuda humanitaria pueda seguir llegando al asediado territorio palestino, advirtió hoy la ONU, señalando que por ahora el paso de Rafah, por el que llegaban esos suministros, está cerrado.

El radicalismo islámico, la motivación de Hamás en el conflicto con Israel, según un especialista en Medio Oriente

“Durante la pausa humanitaria miles de toneladas de alimentos, ropa de cama, agua, medicinas y combustible llegaron a refugios de UNRWA, hospitales y almacenes, (...) pero con la reanudación de la guerra está en duda que todo esto continúe”, aseguró el portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, Jens Laerke.

Aún no se sabe si habrá otro intento de reanudar el intercambio de rehenes y prisioneros.

Publicidad

En virtud de la tregua de una semana, negociada por Catar con apoyo de Egipto y Estados Unidos, Hamás liberó a 80 rehenes a cambio de 240 presos palestinos encarcelados en prisiones israelíes.

Egipto y Catar afirmaron hoy que mantienen contactos urgentes con las partes para restablecer la calma y “volver a la tregua”. (I)