El ritmo desigual con el que las campañas de vacunación contra el COVID-19 avanzan en todo el mundo y el que numerosos países hayan podido acceder a más viales de los necesarios han llevado a que el cuestionado turismo de vacunas tome cada vez más fuerza como una opción para alcanzar la inmunización más rápido.

El caso más notable es Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia, pero también el primero en ofrecer oficialmente el turismo de vacunas en ciudades como Miami y Nueva York. En ambas ciudades la vacuna de Johnson & Johnson (J&J) es la que está siendo utilizada, ya que se trata del único fármaco de una dosis que se encuentra hasta el momento aprobado contra la enfermedad.

Otros países o territorios que también están buscando actuar ante esta demanda de inmunidad son Alaska, Cuba, Dubái, Maldivas, Rusia y Serbia.

En el caso de Alaska vacunarán a los turistas que lleguen desde el 1 de junio y en el de Maldivas, el inicio del programa de inmunización sería en agosto una vez que todo el medio millón de habitantes que tiene hayan sido inmunizados.

Publicidad

En cuanto a Rusia, agencias turísticas ya ofrecen viajes para vacunarse en Moscú con la Sputnik V y que oscilan entre los $ 1.900. Turistas alemanes ya han viajado a la capital rusa y se vacunaron en una clínica privada situada en un hotel pese a que no existe una autorización para este tipo de actividad, asegura Euronews.

Asimismo, la misma Sputnik V ha dicho en su cuenta de Twitter que en julio lanzará un programa para todos quienes fuera de Rusia deseen acceder a sus vacunas. San Marino ha sido uno de los primeros países en confirmar que se abrirá al turismo de vacunación exclusivamente con la vacuna rusa y arrancará el 17 de mayo, publicó ABC.

Cuba es otro de los lugares que apostarán por el turismo de vacunación. El director del Instituto Finlay de Vacunas de La Habana, Vicente Verez, ha dicho que este año la isla prevé vacunar a todos los 11 millones de habitantes que tiene y dar paso a los turistas. Las inmunizaciones las estima realizar con los 100 millones de dosis de su vacuna Soberana 2, la más avanzada de las cuatro que ha desarrollado.

En el caso de Serbia, agencias italianas han estado ofreciendo paquetes para vacunarse y hacer turismo en el país balcánico e incluso, a diferencia de los otros países, se permite elegir entre las vacunas de Pfizer, AstraZeneca, Sputnik o Sinopharm, las cuatro adquiridas hasta ahora por el país, uno de los que más rápido han vacunado en Europa, publica El Heraldo.

En cuanto a Dubái se ofertan viajes de lujo de más de veinte días para poder recibir las dos dosis de la vacuna. Knightsbridge Circle, una empresa de nicho con un servicio exclusivo de viajes y estilo de vida, ofrece a sus clientes más selectos un paquete para recibir la vacuna de Pfizer o Sinopharm en una clínica privada y con un hospedaje de lujo, lo cual tiene un costo que asciende a $ 55.000.

En tanto, en EE. UU. los viajes cortos para vacunarse, además de favorecer directamente a la reactivación del turismo, ponen en evidencia que a los latinoamericanos les preocupa la lentitud de la inmunización en sus países de origen.

Publicidad

Turistas de países como Ecuador, El Salvador, Honduras, México y Venezuela han optado por vacunarse en EE. UU. Con este ya son tres los fines de semana que la ciudad de Miami Beach instala el puesto temporal de vacunación en la playa que está autorizado a proveer la vacuna de J&J a todas las personas mayores de 18, sin importar su lugar de residencia. El puesto está administrando cerca de 200 dosis cada día, refiere AFP.

De igual manera, desde el 10 de mayo el aeropuerto de Miami activó dos puntos de vacunación para el personal (así como su familia y amigos) y pasajeros que quieran vacunarse y que viven o trabajan en el estado de Florida. Ambos puntos estuvieron abiertos de 08:00 a 16:00 hasta este viernes y se volverán a abrir entre el 1 y 4 de junio y de nuevo el 7 de junio para colocar segundas dosis.

Por su parte, en Nueva York las vacunas de J&J serán administradas en atracciones locales como Times Square, el puente de Brooklyn y Central Park, una vez que el Gobierno central lo autorice.

En Florida, desde hace más de quince días ya no es necesario mostrar un documento de residencia para vacunarse. Sin embargo, cualquier restricción anterior no impedía el turismo de vacunas ya que desde enero, un gran número de latinoamericanos adinerados había estado saltándose estos requisitos y accediendo a la vacuna con cuentas bancarias con una dirección en EE. UU. o contratos de alquiler temporales de Airbnb.

Paquetes turísticos ya se ofrecen en Ecuador

Las noticias de apertura de las ciudades estadounidenses para vacunar a turistas impulsaron en los últimos días a las agencias de viajes ecuatorianas, que ya ofertan paquetes exclusivos para la vacunación.

La agencia Víajatelo.ec ofrece un programa para visitar Miami a un valor de $ 650 si se trata de la vacuna de J&J y a $ 1.700 si es una vacuna con dos dosis. El paquete incluye boleto aéreo, tres noches de alojamiento y traslados al punto de vacunación. Otra opción que ofrece la empresa es el mismo paquete, pero sin boleto aéreo a $ 199.

La operadora turística Sol Caribe es otra de las que también ya ofrecen este tipo de servicios. Según su página web, lleva efectuando salidas desde el 1 de mayo y ofrece paquetes hasta el 30 de septiembre, que van desde $ 860 hasta casi $ 1.300. (I)