El Departamento de Estado de EE.UU. ofreció este martes una recompensa de 10 millones de dólares por información acerca de seis agentes de los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas de Rusia por su participación en un ciberataque de 2017 contra infraestructuras estadounidenses.

Los agentes son identificados en la nota oficial de EE.UU. como Yuriy Sergeyevich Andrienko, Sergey Vladimirovich Detistov, Pavel Valeryevich Frolov, Anatoliy Sergeyevich Kovalev, Artem Valeryevich Ochichenko y Petr Nikolayevich Pliskin.

El aumento de la ciberdelincuencia a escala de economía mundial

Washington les acusa de haber participado “en una conspiración que desplegó programas informáticos malignos (...) para el beneficio estratégico de Rusia a través de acceso no autorizado” a los ordenadores de las empresas víctimas.

Publicidad

Su ciberataque, lanzado en junio de 2017 con el programa conocido como NotPelya, dañó los ordenadores de hospitales y centros médicos en el sistema de salud de Heritage Valley, en el oeste de Pensilvania, así como a un gran fabricante farmacéutico de EE.UU.

Así es ‘Fakecalls’, el troyano que se hace pasar por una ‘app’ del banco e imita sus conversaciones telefónicas

Las pérdidas ocasionadas por este ataque fueron de 1.000 millones de dólares.

Todos los acusados trabajan para el Directorio Principal de Inteligencia de la Junta General de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa. (I)