La vacunación contra el coronavirus aumenta en el mundo, y en el continente americano hay varios países que llevan la delantera.

Estados Unidos es el que más vacunas ha puesto, con un total de 314 millones de dosis. Le siguen Brasil con 84 millones y México con 38 millones.

Sin embargo, tomando en cuenta la población, el país con el porcentaje de población más alto ya inoculado sería Canadá, que tomó la controvertida decisión de retrasar hasta doce semanas la segunda dosis de las vacunas contra el COVID-19 para dar prioridad a la inmunización parcial del máximo de la población.

Ya había inoculado hasta mediados de esta semana con al menos una dosis al 65,4 % de los canadienses. Solo el 14 % tenía las dos dosis.

Publicidad

En estos momentos, el ritmo de vacunación en el país, de 38 millones de habitantes, se sitúa en algo menos de 400.000 dosis diarias, la cifra más alta entre los países del G7, y en total ha puesto casi 31 millones de vacunas, según el sitio de estadísticas OWD.

Mientras que Chile tiene a un 62 % vacunado, puesto que ha aplicado más de 20 millones de dosis en una población de 19 millones, según OWD.

A pesar de esto, Chile no ha podido evitar que sigan los contagios (actualmente, 260 infecciones por cada 100.000 habitantes) y este fin de semana aplicará de nuevo confinamientos para paliar la situación de los hospitales. Solo podrán salir las personas que trabajan en labores de primera necesidad y podrán movilizarse.

Alrededor de nueve millones de chilenos tenían las dos dosis y 2,5 millones solo una, hasta mediados de esta semana. Según DW, solo Israel, donde casi ya no se siente la pandemia, superaría los números de vacunación de Chile.

La diferencia, según ese medio, sería que la efectividad de las vacunas usadas en el país de Medio Oriente —las de ARN mensajero (Pfizer y Moderna)— es la más alta, mientras que en Chile más de tres cuartas partes de las usadas fueron de Sinovac, que tiene menor eficacia, pero que sí está ayudando a bajar la propagación y la mortalidad, tomando en cuenta que la actual variante predominante en ese país es la brasileña, ahora llamada Gamma, que sería dos veces más infecciosa que la original.

También ocurre que la gente está cansada de la situación, de confinamientos, por lo que está perdiendo el respeto a las medidas y sale, ya sea por razones económicas o mentales, según lo que dijo al diario chileno La Tercera la doctora Marcela Garrido, jefa de Epidemiología del hospital de la Universidad de los Andes. Esto, sin olvidar que la alta tasa de vacunación también creó un falsa idea de seguridad, así como por la llegada del invierno.

Publicidad

Además, Chile y Uruguay son los primeros países en comenzar a vacunar desde los 12 años en la región.

Este último país es el segundo de Latinoamérica en velocidad de vacunación, y tiene el 61 % de su población vacunada con al menos una dosis.

Según el diario uruguayo El País, se comienza a notar una desaceleración de la pandemia. Ya llevan una semana con el número de reproducción del COVID-19 por debajo de uno. Es decir, cada infectado contagia a menos de una persona, en promedio.

Le seguiría Curazao, con el 54 %, pero solo tiene una población de menos de 160.000 habitantes.

En el caso de Estados Unidos, pese al gran avance, se cumplió lo previsto y esta semana superó los 600.000 fallecidos por COVID-19, según EFE. Además, el ritmo de vacunación se ha ralentizado en las últimas semanas, y es muy improbable que se cumpla el objetivo marcado por la Casa Blanca para llegar a una nueva normalidad con el 70 % de los adultos con al menos una dosis para el 4 de julio, su Día de la Independencia, y esa proyección se sitúa ahora en el 65 %, sin avanzar demasiado de un día para otro, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Actualmente su porcentaje de vacunación es del 53 %, de un total de 328 millones de habitantes.

Y aunque a las autoridades sanitarias les preocupa la expansión de variantes como la Delta, de origen indio, los datos en Estados Unidos siguen dando esperanzas: la última media semanal de casos de COVID-19 es de 13.997, el 6 % menos que la semana anterior y el 94,4 % menos que en enero, de acuerdo con los CDC.

En total, 21,1 % de la población mundial ya ha recibido al menos una dosis y se administran 33,9 millones diariamente. (I)