“El Santo Padre acepta la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Sosnowiec (Polonia) presentado por Su Excelencia Reverendo Mons. Grzegorz Kaszak”. Así anunció este martes la Santa Sede la renuncia de un pastor de 59 años de edad, señalan medios internacionales.

La diócesis polaca de Sosnowiec fue supuestamente el escenario de una fiesta sexual organizada por sacerdotes en la que los medios locales dicen que un prostituto se desplomó después de tomar pastillas para la disfunción eréctil.

El comunicado no da ninguna razón para la renuncia del obispo Grzegorz Kaszak, diciendo solo que el papa Francisco la había aceptado. La diócesis de Kaszak en el suroeste de Polonia se ha visto envuelta en un escándalo desde que surgieron informes en septiembre de una orgía en la casa de un sacerdote en la ciudad de Dabrowa Gornicza.

Publicidad

Según informes de los medios polacos, un prostituto se desplomó en la fiesta por lo que uno de los asistentes a la fiesta llamó a una ambulancia, pero cuando llegaron los paramédicos se les negó la entrada y solo pudieron atender al hombre después de que llamaron a la policía, según los informes. Desde el incidente, Kaszak había pedido a los fieles que oraran por los sacerdotes implicados, así como por otras personas que no habían hecho nada malo, pero que se habían visto afectadas por su comportamiento, según el diario Gazeta Wyborcza y otros medios de comunicación.

El sacerdote que organizó la fiesta en su apartamento, llamado Tomasz Z, finalmente fue despedido, según la agencia de noticias estatal PAP. La diócesis afirmó que su comportamiento fue “motivo de gran escándalo para los fieles y de justificada indignación de la opinión pública”. En un comunicado publicado en el sitio web diocesano, Kaszak agradeció a los fieles por su apoyo a la iglesia. “Siempre te recordaré en mis oraciones”, dijo. (I)