Poco más de un mes, desde que el líder supremo de Afganistán, Hibatullah Akhundzada exigiera a las mujeres cubrirse por completo en público, las presentadoras del país se muestran indignadas y se resignan a cumplir con la nueva ley del régimen talibán.

El gobierno obliga a las periodistas a cubrirse con burka ante las cámaras. “Las mujeres que no sean ni demasiado jóvenes ni demasiado mayores deberán cubrirse el rostro cuando se enfrenten a un hombre que no sea miembro de su familia”, esto para evitar provocaciones, según reza el edicto del líder talibán.

“Nos tratan como criminales solo porque somos chicas”, dice afgana tras cierre de escuelas a mujeres

El drama de las periodistas que se les exige cubrirse el rostro en la televisión

“Hemos resistido y nos hemos opuesto a llevar máscaras”, lamentaba la presentadora de TOLOnews Sonia Niazi, mientras que el director de la cadena afgana, Khpolwak Sapai, admitía que la organización “fue forzada” a cumplir con el edicto talibán porque en el documento amenazan con castigos a los jefes que protejan a las periodistas que se resistan a cumplir la nueva orden talibán, escribió La Razón.

Una presentadora estrella de los informativos de la noche en la televisión afgana, cuyo nombre se mantiene en anonimato ante los medios internacionales, salió ante las cámaras con una máscara de color negro en señal de protesta.

Publicidad

“Fue uno de los días más duros de mi vida. Nos han hecho sentirnos enterradas en vida”, confesaba la periodista de 27 años a la cadena Al Jazeera.

La joven profesional de la comunicación revela su sentir ante las amenazas y estrictas normas que van en contra del desarrollo de la mujer afgana.

“Me siento como si hubiera dejado de ser un ser humano. Como si hubiera cometido un gran crimen y por ello Dios me ha convertido en una mujer en Afganistán. ¿Qué ley impone en el mundo a las mujeres cubrirse el rostro en televisión?”, expresó la joven con lágrimas en su rostro.

Las intenciones del régimen talibán

El líder Hibatullah Akhundzada dejó de lado las promesas de moderación y magnanimidad, ignorando que al comienzo de su mandato aseguró conformarse con que las mujeres cubrieran su cabello con un pañuelo y se muestra poco tolerante a ver rostros femeninos en la televisión nacional.

Publicidad

Entre otras de las leyes que caen sobre las mujeres, están las de que no pueden viajar solas y las adolescentes no están autorizadas a acudir a los centros de enseñanza secundaria.

En el caso particular de la profesión periodística, medidas como la impuesta hace días están expulsando a las mujeres de los medios de comunicación. El 79% de las periodistas afganas aseguraban en una encuesta del Sindicato de Periodistas del país de Asia Central, haber sido insultadas y amenazadas –física y verbalmente- desde el regreso de los talibanes al poder.

En el mismo estudio, el 60% de las mujeres periodistas afirman perder sus puestos de trabajo desde agosto de 2021.

Por otra parte, cada vez son más las mujeres afganas que expresan en público su rechazo a las leyes talibanes, superando el miedo y la censura. Algunas periodistas, incluso hacen caso omiso a estas leyes desafiando al régimen.

En un gesto no menos valiente y poco habitual, los compañeros masculinos de profesión expresaron su rechazo ante la imposición talibán y solidaridad con las presentadoras presentándose en las redacciones cubriendo sus rostros con máscaras. (I)

Te recomendamos estas noticias