El jugador dice que la declaró en España y pagó los impuestos como si esos ingresos hubieran sido recibidos por él y no por la sociedad”, que tenía como beneficiarios a familiares, según los Pandora Papers.

El capitán de la selección uruguaya Diego Godín debutó en la liga de España el 29 de setiembre del 2007 con una victoria 2 a 0 de su equipo, el Villarreal, sobre el Racing de Santander. Meses antes de su estreno
en Europa, cuando su partida era inminente, el futbolista firmó un contrato de cesión de sus derechos de imagen a una sociedad anónima de Islas Vírgenes Británicas (BVI, por sus siglas en inglés), cuyas beneficiarias finales eran su hermana y una prima.

El uso de offshore en jurisdicciones de baja tributación para recibir el pago de derechos de imagen era una práctica común entre los futbolistas que jugaban en Europa, lo que provocó sanciones por parte del fisco español una vez que eran detectados.

La estructura que, con algunos cambios, tuvo como beneficiaria a la familia de Godín por casi 10 años, era parecida a la que utilizaron, entre otros, Luis Suárez y el argentino Ángel di María, según surge de los Pandora Papers, una investigación global coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés).

Publicidad

Consultada por Búsqueda para esta investigación, autorizada por Godín, su prima y beneficiaria final de la offshore Rumbrick Overseas Limited, Marcela Hellbling, dijo que el futbolista “declaró puntualmente ante las autoridades fiscales de España —el país de residencia fiscal en el período en el que estuvo activa la sociedad (2007-2016)— tanto la existencia de las sociedades” como “los ingresos que esas sociedades obtuvieron en relación con sus derechos de imagen”. Por lo tanto, añadió, el futbolista “pagó personalmente (en su liquidación personal del Impuesto sobre la Renta de ese país) los impuestos que esos ingresos generaron, como si esos ingresos hubieran sido recibidos directamente por él y no por la sociedad”.

Esposa de Nicolás Leoz movía cuentas en Suiza a través de offshore

Cuando se le pidió documentación que respaldara que la sociedad había sido declarada ante las autoridades, respondió que “las declaraciones juradas constituyen información confidencial, en consecuencia no se hacen públicas”.

Búsqueda planteó que la reserva de la información recae sobre el fisco, pero no sobre el contribuyente, por lo que Godín o sus asesores podían mostrar algún tipo de documentación respaldatoria, pero no tuvo una respuesta favorable.

Consultados sobre por qué crear una estructura de sociedades anónimas si el futbolista “pagó personalmente” los impuestos, desde el entorno de Godín respondieron: “La estructura se creó porque era lo usual y los clubes europeos muchas veces lo pedían”.

Una cuenta bancaria y una cesión más. Entre los más de 12 millones de documentos filtrados sobre los que se basan los Pandora Papers está el “contrato de cesión de derechos de imagen” que Godín firmó con Rumbrick Overseas Limited en diciembre de 2006. Por la sociedad anónima puso la rúbrica en el contrato John B. Foster, vinculado al estudio Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal), un proveedor de servicios societarios con sede en Panamá.

De acuerdo con los documentos, las accionistas de esa sociedad de BVI eran Lucía Godín Leal, hermana del futbolista, y Helbling.

Publicidad

El contrato, con fecha de finalización en diciembre de 2021, establecía que la sociedad se quedaba con los derechos de imagen “a nivel mundial” persona de Godín “como persona individual. Quedaban excluidas de la cesión “la explotación económica del calzado y ropa deportiva” y la “explotación económica de la imagen colectiva del jugador como integrante de cualquier plantel de fútbol o de la selección nacional de Uruguay”.

En 2013, la estructura creada en torno a los derechos de imagen de Godín se volvió un poco más compleja. Con la anuencia del futbolista, Rumbrick Overseas firmó un contrato con Plausus UK Limited, domiciliada en el Reino Unido, una nueva cesión de derechos. Plausus UK tenía entonces como director a Santiago Baraibar, exdirigente de Nacional, radicado en Londres desde 2007.

“Plausus es una sociedad que tiene por objeto la realización para sus cedentes de gestiones comerciales, negociación y firma de acuerdos de utilización de imagen para fines publicitarios y promocionales tanto en América como en los países de la Unión Europea”, dice el contrato firmado. Agrega que la compañía británica le pagará al cedente (la offshore Rumbrick Overseas) “el 75,5% de las cifras netas recibidas de las futuras operaciones de cesión de derechos de imagen tanto a entidades deportivas como a otras sociedades comerciales”.

El 19 de febrero de 2015, de acuerdo con otros documentos incluidos en los Pandora Papers, Rumbrick Overseas abrió una cuenta bancaria en la institución financiera UBS. La beneficiaria final declarada era Helbling, la prima del futbolista.

Poco más de un año más tarde, en julio de 2016 y a pedido de la familia Godín, el bufete Alcogal llevó adelante el trámite de disolución de la sociedad anónima.

¿Qué son los Pandora Papers?

La alerta por Suárez. El cierre de la offshore se produjo meses después de que otros jugadores extranjeros fueran denunciados por evasión fiscal en España como consecuencia de no pagar impuestos por sus derechos de imagen, entre ellos los argentinos Lionel Messi y Javier Mascherano.

La estructura montada por la familia Godín es similar a la que tuvo durante varios años su compañero de selección Luis Suárez. En 2017 el medio holandés NRC divulgó que entre 2006 y 2014, hasta que fichó por el Barcelona, el goleador de la selección uruguaya derivó los ingresos por derechos de imagen a Meltockets Investments S.A., registrada en Panamá.

Los Pandora Papers muestran que Meltockets Investments, también creada por Alcogal, tuvo una cuenta bancaria en el Credite Agricole, la cual durante un tiempo fue administrada por un representante radicado en Barcelona.

“Hasta donde yo sé, Luis otorgó sus derechos de imagen en 2006, es decir cuando tenía 19 años, a Meltockets, una empresa que él mismo poseía y que fue declarada a las autoridades fiscales correspondientes desde que Luis fue mi cliente. Por la explotación de esos derechos, la compañía pagaba una cuota anual a Luis”, declaró en 2017 el agente del jugador, Pere Guardiola, a NRC.

Cuando se difundió esa noticia y como la sociedad todavía no había sido cerrada, Alcogal decidió elaborar un reporte de operación sospechosa (ROS) ante las autoridades de Panamá. La información divulgada indica que Suárez, beneficiario final de Meltockets Investments “habría desviado” dinero proveniente de sus ingresos publicitarios, alertó Alcogal.

Los Pandora Papers muestran que Di María, otro futbolista de la selección argentina, manejó al menos US$9,5 millones, entre 2013 y 2017, a través de una compañía panameña llamada Sunpex Corporation Inc. Mediante esta offshore,

Di María canalizó ingresos por publicidades con marcas como Adidas y Coca-Cola, entre otras, y gestionó inversiones en activos financieros desde una cuenta bancaria en Suiza, según informó el equipo argentino que trabajó en la investigación, compuesto por elDiarioAR, La Nación e Infobae.

“Sunpex es propietaria de todos los derechos de imagen de Di María. Desde 2015 hasta la actualidad, [el jugador] está sujeto al impuesto sobre la renta en Francia. Es decir, paga impuesto por todo esto que gana”, aclararon cerca del futbolista a los medios argentinos.

El futbolista asumió en 2017 haber cometido un delito fiscal en España por los fondos que canalizó entre 2011 y 2013 a través de Sunpex Corporation Inc., que reveló en ese momento la investigación “Football Leaks”. Como parte del acuerdo con la justicia española, el futbolista pagó una multa de 2 millones de euros por la evasión. (I)