La oposición de Venezuela informó este lunes que sostuvo una reunión con una delegación de alto nivel de Estados Unidos que viajó a Caracas para supuestamente negociar con el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Medios de prensa reportaron el fin de semana una visita a Caracas de altos funcionarios del Departamento de Estado y la Casa Blanca con el objetivo principal de romper la estrecha alianza de Maduro con Rusia tras la invasión a Ucrania.

El ministerio venezolano de Comunicación, la Casa Blanca y el Departamento de Estado no confirmaron el encuentro.

El despacho del dirigente opositor Juan Guaidó, reconocido por Washington presidente encargado de Venezuela, informó de una “reunión sostenida con dicha delegación”, de la que asegura ofrecerá más información “tras culminar labores de coordinación con el gobierno de los Estados Unidos, atendiendo razones de intereses y seguridad nacional de nuestro aliado”.

Publicidad

Foto: CORTESÍA

Estados Unidos y Venezuela rompieron relaciones diplomáticas en 2019, luego de que Maduro asumió un segundo mandato en elecciones ampliamente cuestionadas. Washington reconoció a Guaidó como única autoridad legítima, e impuso una batería de sanciones a Caracas en pos de forzar la salida de Maduro.

Las medidas incluyen un embargo vigente desde abril de 2019 que impide a Venezuela negociar su crudo -que representaba 96% de los ingresos del país- en el mercado estadounidense.

Desde entonces, Maduro recibió un fuerte apoyo de Rusia para poder seguir exportando petróleo a pesar de las medidas punitivas.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin (d), es un aliado del régimen de Nicolás Maduro.

Según el diario The New York Times, la visita a Caracas de la delegación estadounidense responde al supuesto interés de Washington de poder reemplazar parte del petróleo que le compra actualmente a Rusia con el que dejó de comprarle a Venezuela.

Publicidad

La Casa Blanca indicó el viernes que examina cómo reducir las importaciones de petróleo de Rusia tras la invasión a Ucrania sin perjudicar a los consumidores estadounidenses y manteniendo al mismo tiempo el suministro global, en momentos en que el barril de crudo supera los 115 dólares por el conflicto.

GETTY IMAGES

Estados Unidos señaló el mes pasado que estaría dispuesto a revisar la política de sanciones hacia Venezuela si avanzaba el diálogo entre el gobierno de Maduro y la oposición, lanzado en agosto en México pero suspendido desde octubre.

Que Biden organice reuniones secretas con el narcoterrorista Maduro sin siquiera informar a los venezolanos que han sufrido y arriesgado todo oponiéndose a Maduro es una vil traición”, escribió este lunes en Twitter el senador estadounidense Marco Rubio, republicano y fuerte crítico del actual gobierno. (I)