La moneda de 50 centavos, Kennedy half dollar de 1964 es muy apreciada por los coleccionistas de monedas de Estados Unidos. El 22 de noviembre de 1963 fue asesinado en Dallas el presidente John F. Kennedy, para consternación del pueblo americano y del mundo en general. De inmediato se comenzó a pensar en una manera de honrar su memoria, y se propuso acuñar una moneda con su busto.

El modelo elegido fue el de 0,50 dólares, pero había un impedimento: según la Ley de Acuñación de Moneda aprobada unos meses antes, cada tipo de moneda tenía que estar un mínimo de 25 años en circulación para poder ser sustituído. Sin embargo, en ese momento el Franklin Half Dollar solo llevaba siendo utilizado 15 años, desde 1948.

No obstante, el Congreso aprobó una nueva ley para poder sustituirlo, y así, el 30 de diciembre de 1963, tan solo un mes después del magnicidio, llegó a circular la moneda de Kennedy.

Esta moneda ha servido para homenajear a presidentes de Estados Unidos. La moneda de 50 centavos, conocida como Kennedy half dollar de 1964 es una moneda americana común, existen unos 400 millones de unidades, aunque no todas ellas se hicieron para circular. Existen dos tipos: una de ellas, la de Philadelphia, y la otra son piezas proof destinadas al mercado del coleccionismo.

Publicidad

Su precio puede variar entre los siguientes valores:

  • En estado de conservación Bueno: $6.50
  • En estado Muy bueno: $6.75
  • En estado Adecuado: $7
  • En estado Muy adecuado: $7.25
  • En estado Extra adecuado: $7.50
  • En estado Casi no ha circulado: $8.85

Cómo diferenciar una versión proof de una circulante

Para diferenciar una emisión proof de una emisión circulante se debe revisar la superficie de la moneda. La moneda de emisión regular tiene el aspecto de la mayoría de las monedas que se utilizan en el día a día. En cambio, la emisión proof tiene el fondo brillante como si fuese un espejo y sus relieves en un tono mate, proporcionando un bonito contraste.

Una moneda muy buscada por los coleccionistas

JFK fue un presidente muy querido por el pueblo. De hecho hubo tanta demanda que el primer día de su puesta en marcha, el 24 de marzo de 1964, se agotaron las 70.000 primeras monedas destinadas a circular. Incluso con la limitación de retirada por persona que se impuso, con un máximo de 40 piezas. (I)