Desde tiempos inmemoriales, la humanidad ha mirado al cielo y se ha preguntado sobre los misterios que existen más allá de nuestro mundo. En esa búsqueda de conocimiento, se ha explorado y descubierto los secretos de los ocho planetas que componen el sistema solar. Cada uno de ellos es diferente y con sus propias características, pero aún faltan detalles por ser investigados.

Mercurio

Foto: Pixabay

El planeta más cercano al Sol, Mercurio es un mundo rocoso con una superficie llena de cráteres. Tiene una atmósfera extremadamente delgada y temperaturas extremas, que varían drásticamente entre el día y la noche, debido a su falta de atmósfera para retener el calor.

Venus

Foto: NASA/JPL-CALTECH

Conocido como el gemelo de la Tierra debido a su tamaño similar, Venus tiene una atmósfera densa compuesta principalmente de dióxido de carbono. Su superficie está cubierta de llanuras volcánicas y altas montañas con temperaturas superficiales que superan los 450 °C.

Publicidad

Tierra

Foto referencial.

La Tierra es el único planeta conocido que alberga vida. Tiene una atmósfera compuesta principalmente de nitrógeno y oxígeno, vastos océanos de agua líquida y una superficie diversa con montañas, océanos y continentes.

Marte

El planeta Marte.

Apodado el planeta rojo, Marte tiene una superficie rocosa y está cubierto de polvo y arena. Tiene una atmósfera delgada compuesta principalmente de dióxido de carbono y temperaturas frías que pueden alcanzar los -140 °C. Alguna vez pudo haber albergado vida. Marte sigue siendo un objetivo de investigación en busca de signos de vida pasada.

Júpiter

Fotografía cedida por la NASA donde se aprecia una imagen de Júpiter tomada por la cámara de infrarrojo cercano (NIRcam) del Telescopio Espacial James Webb (JWST) y procesada por Judy Schmidt a partir de tres filtros: F360M (rojo), F212N (amarillo-verde) y F150W2 (cian), y alineación debido a la rotación del planeta. El Telescopio Espacial James Webb ofreció dos nuevas imágenes sorprendentemente precisas de Júpiter, que muestran sus tormentas gigantes y vientos extremos y ofrecen a los científicos pistas adicionales sobre la vida interna de ese planeta. EFE/ Nasa/ Foto: NASA/ESA/CSA/Equipo ERS

El planeta más grande del sistema solar, Júpiter es un gigante gaseoso compuesto principalmente de hidrógeno y helio. Tiene una atmósfera turbulenta con cinturones de nubes y la Gran Mancha Roja, una tormenta gigante que ha estado activa durante siglos.

Publicidad

Saturno

Saturno no es el único planeta con anillos (Júpiter, Urano y Neptuno también los tienen). Sin embargo, los anillos de Saturno son los más grandes y brillantes.

Conocido por sus impresionantes anillos, Saturno es un gigante gaseoso compuesto principalmente de hidrógeno y helio. Tiene una atmósfera similar a la de Júpiter y un sistema de anillos compuesto principalmente de partículas de hielo y roca.

Urano

Un gigante de hielo, Urano tiene una composición similar a Neptuno y está compuesto principalmente de hielo de agua, amoníaco y metano. Tiene una atmósfera compuesta de hidrógeno y helio, y está inclinado de lado en su órbita alrededor del Sol.

Publicidad

Neptuno

Es un gigante de hielo compuesto principalmente de hielo de agua, amoníaco y metano. Tiene una atmósfera compuesta de hidrógeno, helio y metano, y tiene vientos muy fuertes que pueden superar los 2.000 km por hora. (I)