NOTICIAS

Publicidad

Consejos prácticos para reducir tus impuestos en Estados Unidos: aprovecha las deducciones disponibles

La ley contempla vías para cumplir con el fisco y no afectar mucho el bolsillo. Los "secretos" los conocerá en este trabajo

Junto con el site Money se "puede ahorrar un montón de dinero" si se atienden recomendaciones sin faltarle a la ley. Foto: Pexels/RDNE Stock project

Publicidad

Actualizado el 

¿Cómo pagar menos impuestos? Hay vías legales, con basamento financiero, que permiten reducir la cantidad que se paga al fisco (Gobierno) cada año.

Algunos ahorros fiscales, señalan en Money US News, “están disponibles solo para propietarios de pequeñas empresas o trabajadores autónomos, mientras que otras opciones se basan en su nivel de ingresos”.

Hoy veremos un conjunto de opciones para disminuir esos pagos.

Publicidad

Así es la ayuda gratuita para la preparación de impuestos que ofrece Miami a sus residentes con ingresos limitados

Las mejores 10 opciones para reducir los impuestos

Diez de las alternativas que facilitan en Money US News son:

1. Abra una cuenta de ahorros para la salud

Si tiene un plan médico elegible con deducible alto, contribuir a una cuenta de ahorros para la salud es una forma de reducir los ingresos sujetos a impuestos.

La contadora pública y asesora de finanzas Tatiana Tsoir señala que “ese es dinero que nunca se grava con impuestos si se gasta en (gastos) médicos”.

Publicidad

Foto: Pexels/rdelarosa0 Foto: PanoSoporte

2. Utilice su actividad secundaria para reclamar deducciones comerciales

Las personas que trabajan por cuenta propia (a tiempo completo o parcial) “son elegibles para recibir decenas de deducciones fiscales” y Tsoir invita a las personas a realizar trabajos paralelos para poder aprovecharlos.

Eso significa que sus proyectos independientes o el tiempo dedicado como conductor de viajes compartidos podrían generarle considerables ahorros fiscales.

Publicidad

Algunas de las deducciones comerciales disponibles, indican en la citada publicación, incluyen kilometraje de vehículos relacionados con el negocio, envío, publicidad, tarifas de sitios web, porcentaje de cargos de Internet residencial utilizados para negocios, suscripciones a publicaciones profesionales, cuotas, membresías, viajes, suministros de oficina y cualquier gasto incurrido para administrar su negocio.

Si paga su propio seguro médico, dental o de atención a largo plazo, esas primas también pueden ser deducibles.

3. Deduzca la mitad de sus impuestos sobre el trabajo por cuenta propia

El gobierno aplica un impuesto de la Ley Federal de Contribuciones al Seguro (FICA) del 15,3% sobre todas las ganancias para pagar los programas de Seguridad Social y Medicare.

Mientras que los empleadores comparten el costo con sus trabajadores, los trabajadores autónomos son responsables de pagar ellos mismos el monto total. Para compensar el gasto extra, el gobierno le permitirá deducir de sus impuestos sobre la renta el 50% del importe pagado. Ni siquiera necesita detallar para reclamar esta deducción de impuestos .

4. Alquile su casa para reuniones de negocios

Foto: Pexels/Mikhail Nilov

¿Conoce la Regla de Augusta? Esta permite que las residencias personales se alquilen durante un máximo de 14 días sin que los ingresos por alquiler se incluyan en los ingresos brutos, explican en Intuit Accountants Tax Pro Center.

Publicidad

“Los dueños pueden alquilar espacio en su casa durante 14 días sin declarar los ingresos al IRS. El problema es que la casa no puede ser el principal lugar de negocios del propietario”, apunta Money.

Para los dueños de negocios que no tienen una oficina en casa, “esta puede ser una forma de reducir impuestos. Asegúrese de mantener registros detallados sobre cuándo tuvo lugar la reunión y su propósito”, pide Tsoir.

5. Cancele los gastos de viajes de negocios, incluso durante las vacaciones

Consulte con un profesional de impuestos sobre cómo realizar este cálculo correctamente.

Explican: Combine unas vacaciones con un viaje de negocios y podrá reducir los costos de las vacaciones deduciendo el porcentaje de los gastos gastados con fines comerciales. Esto podría incluir el billete de avión y parte de la factura del hotel, en proporción al tiempo dedicado a las actividades comerciales.

“La gente tiene que usar el sentido común”, dice Donald N. Hoffman, contador público certificado. Llama a no ser codiciosos.

6. Reclamar deducciones para miembros militares

¿Está en las reservas militares? Si está en la reserva de la Guardia Nacional, “y viaja a más de 100 millas de su casa y necesita pasar la noche fuera, puede deducir los gastos de viaje no reembolsados, como transporte, comidas y alojamiento”.

Si es un miembro del servicio activo, puede deducir cualquier costo asociado con la mudanza para un cambio permanente de estación.

7. Contribuir a una cuenta de jubilación

Los aportes a la cuenta de jubilación “son una de las formas más fáciles de ahorrar en impuestos y es una estrategia que casi todo el mundo puede utilizar”.

Para Craig Ferrantino, presidente de Craig James Financial Services en Melville, Nueva York, citado en Money, “esa es una excelente oportunidad para reducir los ingresos imponibles”.

Foto: Pexels/Tima Miroshnichenko Foto: PanoSoporte

8. Evite el impuesto a las ganancias de capital donando acciones

Una manera de evitar el impuesto a las ganancias de capital es utilizar acciones para donaciones caritativas.

“Done un artículo apreciado en su cartera”, señala Hoffman.

Hacerlo –explica- “le permitirá evitar el pago del impuesto sobre las ganancias de capital sobre el valor apreciado y, al mismo tiempo, apoyar a la organización benéfica de su elección. Si desea mantener una acción o un fondo en su cartera, simplemente puede comprar más y restablecer la base de costos usted mismo”.

9. Haga donaciones caritativas

Las contribuciones caritativas realizadas con deducciones de nómina, cheques, efectivo y donaciones de bienes son todas deducibles, indican los expertos.

Consulte y precise si las contribuciones a fondos son deducibles en el año en que se realizan, porque luego las donaciones se pueden enviar a organizaciones benéficas a lo largo de muchos años.

“Esa es una oportunidad fenomenal para las personas que son caritativas por naturaleza”, dice Hoffman.

Estos son los préstamos que ofrece el gobierno de Estados Unidos: cómo saber para cuáles califica

10. Obtenga un crédito por educación superior

El gobierno ofrece créditos fiscales para compensar el costo de la educación superior. El crédito fiscal de oportunidad estadounidense se puede reclamar durante los primeros cuatro años de universidad y proporciona un crédito máximo de $2,500 por estudiante por año.

Dado que es un crédito, esa cantidad se deduce directamente de su factura de impuestos. Si excede la cantidad de impuestos que adeuda, es posible que se le reembolsen hasta $1,000.

Mientras tanto, el crédito de aprendizaje vitalicio es para que los adultos impulsen su educación y formación profesional. Este crédito tiene un valor de hasta $2,000 por año y ayuda a pagar los gastos universitarios y educativos que mejoran sus habilidades laborales.

Con información de Money US News

(I)

Te recomendamos estas noticias

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad