China acusó el lunes al Servicio Secreto de Inteligencia británico (MI6) de reclutar como espías para Reino Unido a una pareja que trabajaba con el gobierno central de Pekín.

El Ministerio de Seguridad Estatal chino dijo en su cuenta de la red WeChat que agentes del MI6 convencieron a un hombre de apellido Wang, quien trabajaba en un “puesto de confianza” en el aparato estatal, a desertar junto a su esposa de apellido Zhou.

“Recientemente, tras una investigación cuidadosa, los organismos de seguridad nacional revelaron un caso de espionaje en el que el Servicio Secreto de Inteligencia británico (MI6) instigó a desertar a una pareja, Wang y Zhou, quienes eran empleados de una agencia estatal central de China”, indicó.

Publicidad

El ministerio afirmó que los espías británicos comenzaron a acercarse a Wang después de que éste iniciase estudios en Reino Unido en 2015, ofreciéndole cenas y viajes para “entender sus debilidades de carácter, intereses y exigencias”.

Después de conocer que Wang “tenía un fuerte deseo de dinero”, lo abordaron para brindarle servicios de consultoría bien pagados que llegaron a involucrar el trabajo interno de los organismos estatales chinos, según el ministerio.

Los agentes de MI6 posteriormente revelaron su identidad a Wang y le pidieron volver a China a recabar información, y lo convencieron de presionar a Wang a hacer lo mismo.

Publicidad

El ministerio aseguró que recogió evidencia y tomó “medidas decisivas” contra Wang, agregando que el caso sigue bajo investigación.

El comunicado no detalló los empleos actuales de Wang y Zhou en China, el tipo de información que suministraron ni su paradero.

Publicidad

AFP contactó sobre el caso al Ministerio de Relaciones Exteriores británico, que atiende las consultas sobre el MI6.

China y países occidentales han intercambiado acusaciones de espionaje, y recientemente comenzaron a revelar detalles de supuestos casos individuales.

La policía británica dijo en mayo que Matthew Trickett, acusado de ayudar a la ciudad semiautónoma china de Hong Kong a recoger información en Reino Unido, fue hallado muerto en circunstancias que no han sido explicadas.

En abril, las autoridades británicas arrestaron a cuatro personas por sospechas de espiar para China, en la misma semana que la policía británica acusó a dos hombres de pasar a Pekín información sensible entre 2021 y 2023.

Publicidad