NOTICIAS

Publicidad

Referencial. (Foto: jody amiet / AFP) Foto: AFP

Publicidad

Actualizado el 

La capital de Suiza está examinando un plan piloto para permitir la venta de cocaína para uso recreativo, un enfoque radical a la guerra contra las drogas que no se cree que se haya probado en otros lugares.

El Parlamento de Berna apoyó la idea, que aún debe superar la oposición del Gobierno de la ciudad y también requerirá un cambio en la legislación nacional.

La política contra las drogas en todo el mundo está evolucionando; el estado estadounidense de Oregón, por ejemplo, despenalizará la posesión de pequeñas cantidades de cocaína en 2021 a favor del tratamiento contra las drogas.

Publicidad

Muchos países europeos, incluidos España, Italia y Portugal, ya no imponen penas de prisión por posesión de drogas, incluida la cocaína, aunque en ninguno se ha llegado tan lejos como la propuesta que se debate en Berna.

Ajedrez como terapia neurológica contra las adicciones a las drogas

Suiza está reexaminando su postura sobre la droga después de que algunos políticos y expertos criticaran las prohibiciones completas como ineficaces, con la propuesta -actualmente en sus primeras etapas- tras los ensayos en curso para permitir la venta legal de cannabis.

“La guerra contra las drogas ha fracasado y tenemos que buscar nuevas ideas”, dijo Eva Chen, miembro del consejo de Berna del Partido Alternativa de Izquierda que copatrocinó la propuesta.

Publicidad

“El control y la legalización pueden ser mejores que la mera represión”.

La rica Suiza tiene uno de los niveles más altos de consumo de cocaína en Europa, según los niveles de drogas ilícitas y sus metabolitos medidos en las aguas residuales, con Zúrich, Basilea y Ginebra entre las diez principales ciudades de Europa.

Publicidad

Las ciudades suizas, incluida Berna, también muestran un consumo creciente, mientras que los precios de la cocaína se han reducido a la mitad en los últimos cinco años, según Addiction Switzerland, una organización no gubernamental.

“Actualmente tenemos mucha cocaína en Suiza, a los precios más baratos y con la mejor calidad que jamás hayamos visto”, afirmó Frank Zobel, subdirector de Addiction Suiza.

“Hoy en día se puede conseguir una dosis de cocaína por unos 10 francos (casi 12 dólares)”.

La Dirección de Educación, Asuntos Sociales y Deportes de Berna está preparando un informe sobre un posible juicio contra la cocaína, aunque esto no significa que vaya a realizarse definitivamente.

Publicidad

Por qué Toblerone ya no podrá utilizar la icónica silueta del monte más famoso de Suiza en la caja de sus chocolates

La cocaína puede poner en peligro la vida tanto de los consumidores primerizos como de los consumidores prolongados. Las consecuencias de una sobredosis, pero también la intolerancia individual incluso a cantidades más pequeñas, pueden provocar la muerte”, afirmó el Gobierno de Berna.

Chen, miembro del Parlamento de Berna, dijo que era demasiado pronto para decir cómo se desarrollaría un plan piloto, incluido dónde se vendería el medicamento o cómo se obtendría. “Todavía estamos lejos de una posible legalización, pero deberíamos buscar nuevos enfoques”, afirmó Chen. “Por eso exigimos que se lleve a cabo una prueba piloto supervisada científicamente”.

Para que se lleve a cabo un juicio, el Parlamento tendría que modificar la ley que prohíbe el uso recreativo de la droga.

La decisión podría tomarse en cuestión de años, o antes si los actuales esquemas de cannabis -donde la droga se vende en farmacias- muestran resultados exitosos, dijeron expertos políticos.

Cualquier legalización iría acompañada de controles de calidad y campañas de información, dijo Chen, y el enfoque también reduciría un lucrativo mercado criminal.

Los expertos están divididos, e incluso los que están a favor del juicio están preocupados por los peligros potenciales.

“La cocaína es una de las sustancias más adictivas que se conocen”, afirmó Boris Quednow, líder del grupo del Centro de Investigación Psiquiátrica de la Universidad de Zúrich.

Dijo que sus riesgos estaban en una liga completamente diferente a la del alcohol o el cannabis, citando vínculos con daños cardiacos, accidentes cerebrovasculares, depresión y ansiedad.

Por otro lado, Thilo Beck, del Centro Arud de Medicina de las Adicciones, el mayor centro de medicina de las adicciones de Suiza, afirmó que es hora de adoptar una política más “adulta” hacia la cocaína.

La cocaína no es saludable, pero la realidad es que la gente la consume”, afirmó Beck. “No podemos cambiar eso, por lo que deberíamos intentar garantizar que la gente lo utilice de la forma más segura y menos dañina”.

Leo, un consumidor de cocaína de Ginebra, dijo que legalizar la droga facilitaría el tratamiento, además de reducir la violencia y el crimen relacionados con el suministro. También facilitaría el control de la calidad de los medicamentos comercializados.

“Prohibir las drogas no da buenos resultados en términos de políticas sanitarias y de prevención”, dijo Leo a Reuters. “Por el contrario, parece que los países que optaron por legalizarlas o despenalizarlas tienen mejores resultados en términos de prevención y políticas sanitarias globales.

“Suiza ha sido valiente en sus políticas con otras drogas, por lo que creo que el siguiente paso debería ser la legalización de la cocaína”. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad