Los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y Perú, Pedro Castillo, acordaron este jueves estrechar la cooperación fronteriza en todos los planos, incluyendo seguridad y salud, durante una reunión sostenida en la ciudad de Porto Velho.

La cita en esa ciudad de la Amazonía brasileña concluyó sin declaraciones de los mandatarios, cuyas Cancillerías se limitaron a difundir un comunicado conjunto que resumió en 36 puntos las principales conclusiones.

La nota dice que se acordó estrechar las relaciones en todos los ámbitos y reforzar la "alianza estratégica" entre ambos países, con un renovado impulso al intercambio comercial, que el año pasado se situó en torno a los 4.300 millones de dólares.

Publicidad

También cita la intención de promocionar las inversiones mutuas, "trabajar en formas concretas de integración productiva" con foco en las pequeñas y medianas empresas, así como mejorar la cooperación empresarial y las conexiones terrestres en las zonas limítrofes.

Brasil y Perú comparten una frontera de 2.822 kilómetros en la región amazónica, en la que Bolsonaro y Castillo también se han comprometido a estrechar la cooperación en materia de seguridad, defensa y salud, y en especial en el combate al COVID-19.

El comunicado conjunto también celebra el hecho de que tanto Brasil como Perú hayan sido invitados a iniciar el proceso para su adhesión a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Publicidad

Según el documento, Bolsonaro y Castillo "reconocieron las oportunidades que tal situación puede generar para la coordinación y la cooperación", incluso en el plano bilateral.

La invitación de la OCDE fue anunciada la semana pasada, cuando el organismo anunció que es extensiva a Argentina, Bulgaria, Croacia y Rumanía, que también iniciarán el proceso de adhesión. (I)